Público
Público

Consejo de Ministros El Gobierno amplía hasta el 30 de junio de 2021 el plazo para canjear pesetas

Los españoles aún conservan 1.599 millones de euros en pesetas sin cambiar.

Billete de 5.000 pesetas con el rostro del rey emérito Juan Carlos I. E.P./Jesús Hellín
Billete de 5.000 pesetas con el rostro del rey emérito Juan Carlos I. Jesús Hellín / EUROPA PRESS

Agencias

Los españoles que conservan monedas y billetes en antiguas pesetas podrán cambiarlas hasta el próximo 30 de junio de 2021, según un real decreto ley aprobado este martes por el Consejo de Ministros.

El plazo fijado para cambiar las antiguas pesetas finalizaba el 31 de diciembre, por lo que, con la aprobación de esta medida, el Banco de España podrá seguir canjeándolas seis meses más.

El Gobierno ha adoptado esta medida ante las dificultades que han surgido en los últimos meses como consecuencia de la pandemia, según ha explicado la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que ha destacado la importancia que esta ampliación puede tener para particulares y el tercer sector.

El Gobierno explica en el real decreto-ley  que a pesar del tiempo transcurrido desde la emisión de billetes y monedas (el periodo de canje se inició el 1 de julio de 2002), existe todavía un importante número de ciudadanos que poseen billetes y monedas en pesetas pendientes de canjear por euros.

Concretamente, según los últimos datos del Banco de España, organismo encargado de llevar a cabo este canje, los españoles aún conservan un total de 1.599 millones de euros de la antigua moneda nacional sin canjear, lo que equivale a 266.051 millones de pesetas pendientes de canje.

A pesar de que han pasado más de 18 años desde que empezó a circular la moneda común, los españoles conservaban a cierre de septiembre 134.772 millones de pesetas en billetes (810 millones de euros) y 131.278 millones de pesetas en monedas (789 millones de euros).

El Banco de España ha estimado que el 45% de las monedas en pesetas que estaban en circulación antes de la entrada del euro nunca serán entregadas para su canje porque permanecerán en manos de los españoles como pieza de coleccionismo, o bien por deterioro, pérdida o salida del país en los bolsillos de los turistas.

Más noticias de Economía