Público
Público

Indra propone un ERE para 1.036 empleados de su filial de sistemas de tecnologías de la información 

El sindicato CCOO considera este ajuste de plantilla, que  afectarán a todos los centros de trabajo, es "injustificado y desproporcionado".

Sede de Indra en la localidad madrileña de Alcobendas. E.P.
Sede de Indra en la localidad madrileña de Alcobendas. E.P.

agencias

Indra ha propuesto el despido de 1.036 empleados de su filial Indra Soluciones Tecnológicas de la Información (ISTI), según informó el sindicato Comisiones Obreras (CCOO) en una nota de prensa. En una primera reunión de la mesa de negociación del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) planteado por Indra celebrada el miércoles, la empresa propuso proceder con los despidos alegando causas económicas y productivas, dijo CCOO.

Desde Indra explican que se ha propuesto la amortización de 1.036 puestos de trabajo en ISTI (casi el 8% de su plantilla, compuesta por más de 13.000 empleados) con el fin de elevar la eficiencia y competitividad de la firma, y que la medida está motivada por la caída de los resultados, el descenso de la demanda de sus clientes y los cambios estructurales del negocio de la compañía.

ISTI registró unas pérdidas de explotación de 24,8 millones de euros en 2018 y de 20,7 millones de euros en 2019, mientras que sus gastos de personal se elevaron un 9,1% de 2018 a 2019. Asimismo, en los seis primeros meses de 2020 los ingresos de ISTI cayeron un 1,6%, el margen operativo descendió un 67,2% y el resultado de explotación (Ebit) registró pérdidas de 61 millones de euros frente a un resultado positivo de 27 millones en los seis primeros meses de 2019.

En el conjunto del grupo Indra, en el primer semestre del año los ingresos descendieron un 4%, y las pérdidas fueron de 75 millones, frente a beneficios de 34 millones del primer semestre de 2019. A cierre de junio de 2020, la plantilla del grupo Indra era de 28.142 profesionales en España y 48.228 a nivel global.

De acuerdo con la propuesta de Indra, los despedidos se irían con una indemnización de 20 días por año trabajado y un máximo de una anualidad, añadió el sindicato.

El sindicato CCOO señaló que considera este ajuste de plantilla "injustificado y desproporcionado". CCOO de Servicios, en un comunicado, apuntó que, según les comunicó la compañía, los despidos se realizarían potencialmente en todos los centros de trabajo de la filial y afectarían principalmente a los profesionales disponibles (desasignados) estructurales, de baja empleabilidad, que prestan su trabajo en el ámbito de servicios financieros, con alta desviación salarial y en posiciones de dirección y gerencia.

La próxima reunión de la mesa de negociación se celebrará el 28 de octubre.

Más noticias de Economía