Público
Público

Medio ambiente La Fiscalía se querella contra Endesa por las aves muertas en líneas eléctricas

Acusa a la empresa de incumplir la ley y no actuar contra la "alta peligrosidad" de su tendido eléctrico. 

buitre leonado electrocutado
Un buitre leonado electrocutado en un tendido eléctrico. Ínigo Fajardo / EFE

La Fiscalía de Medio Ambiente ha presentado una querella contra la compañía Endesa y seis de sus directivos, a los que acusa de incumplir la ley por la "alta peligrosidad" de sus líneas eléctricas, que en los últimos años han causado la muerte de centenares de aves por electrocución.

En su querella, que ya ha admitido a trámite un juzgado de Vic (Barcelona), la Fiscalía acusa a la compañía de un delito contra el medio ambiente y otro continuado relativo a la protección de la fauna, y advierte de que los tendidos eléctricos de Endesa en la provincia de Barcelona incumplen la normativa y suponen una "auténtica trampa mortal que está afectando gravemente a la avifauna desde hace años".

Fuentes de Endesa consultadas por Efe han señalado que no pueden valorar la querella porque aún no han recibido ninguna notificación. Según el ministerio público, pese a ser consciente del riesgo de numerosas de sus torres eléctricas, Endesa se ha "limitado a realizar actuaciones que pueden definirse como muy puntuales", siempre a instancias de la Fiscalía y los Agentes Rurales, sin emprender ninguna "inversión decidida" para revertir la situación.

Gran parte de las especies electrocutadas están protegidas, como por ejemplo las cigüeñas, águilas culebreras, azores, cernícalos, búhos reales, halcones peregrinos y buitres leonados. Una de las mayores mortandades detectadas tuvo lugar entre los días 3 y 6 de agosto de 2018, cuando murieron electrocutadas 72 cigüeñas blancas pertenecientes a una bandada de 700 aves que hizo una parada en la comarca de Osona para un descanso nocturno en su proceso de migración anual al sur de la Península Ibérica y África.

La querella recuerda que Endesa está sujeta a "numerosa normativa" que le obliga a "adoptar en el ejercicio de su actividad las medidas necesarias para la evitación de los riesgos o daños que el transporte de la energía eléctrica conlleva, no solo para las personas sino también para la flora, la fauna y, en general, el medio ambiente".

Más noticias de Economía