Público
Público
laboral coronavirus

Miles de profesionales sociosanitarios se pueden acoger ya al reconocimiento de enfermedad profesional por covid-19

El número de profesionales sanitarios con positivo por covid-19 asciende a 118.063 hasta el 28 de enero de este año. La medida se aplicará también otros trabajadores no específicamente sanitarios y tendrá carácter retroactivo. A los expertos les preocupan las secuelas que puede ocasionar haber sufrido coronavirus y durante cuánto tiempo pueden padecerse.

Un grupo de enfermeras durante su tiempo de trabajo. Foto: Reuters
Un grupo de enfermeras durante su tiempo de trabajo. Foto: Reuters.

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes un decreto ley que reconoce el coronavirus como una enfermedad profesional para el personal sanitario, una reivindicación que llevaba pidiendo el colectivo médico desde que empezó la pandemia y la Organización Mundial de la Salud ya solicitó a España .

Estos profesionales han sufrido una parte importante de los contagios de covid-19 y según un informe de UGT de octubre del 2020, 40.888 profesionales tuvieron que ser hospitalizados por esta enfermedad hasta la fecha.

Por otra parte, el número de profesionales sanitarios con positivo por covid-19 asciende a 118.063 hasta el 28 de enero de este año y 63 fallecidos hasta el 5 de julio de 2020, y esta nueva medida beneficiará a todos ellos con carácter retroactivo, según información proporcionada por el Ministerio de Sanidad.

Diferencias entre enfermedad profesional y accidente laboral

Aunque la enfermedad profesional y el accidente laboral tienen relación directa con el trabajo, no son lo mismo ni tienen la misma cobertura para el trabajador. De esta forma, la diferencia entre enfermedad profesional y contingencia profesional derivada de un accidente de trabajo radica en que la primera tiene una cobertura durante toda la vida, mientras que si se trata de una contingencia profesional derivada de un accidente de trabajo tendrá cobertura durante los 5 años posteriores, en este caso, del contagio.

Además, el accidente de trabajo es toda aquella lesión que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que está ejecutando por cuenta ajena, mientras que la enfermedad profesional es aquella contraída a consecuencia del trabajo ejecutado.

Marta del Campo explica a Público que el hecho de que se reconozca el coronavirus como enfermedad profesional es una mejora para este sector. "Hasta ahora se consideraban los contagios de sanitarios que sufriesen una lesión por motivo del coronavirus como accidentes laborales. Ahora la normativa no sólo reconoce el accidente laboral, sino que también cabe que el padecimiento que viene después sea considerado una enfermedad profesional".

Mayor protección a los sanitarios

Que contraer el coronavirus se considere una enfermedad profesional amplía la protección de los sanitarios, ya que, hasta la fecha, estos trabajadores debían demostrar que se habían contagiado en su puesto de trabajo para que se considerara un accidente laboral.

Por otra parte, todavía no se conocen las secuelas que puede ocasionar el haber sufrido el coronavirus y durante cuánto tiempo pueden padecerse. De hecho, desde colectivos médicos y sindicatos alertan que es posible que, debido a las secuelas de esta enfermedad, pueda haber profesionales que no puedan volver a trabajar. Por ese motivo es importante que se amplíe la cobertura de estos trabajadores.

Personal de residencia y personal no sanitario 

Aunque el personal médico y de enfermería se encuentra en constante contacto con el coronavirus, las trabajadoras de residencia, los celadores, el personal auxiliar y de limpieza también se encuentran en primera línea durante esta pandemia.

En abril del 2020 más del 35% del personal de limpieza en varios hospitales de Madrid se encontraba de baja por el coronavirus y sólo durante la primera ola de covid-19 fallecieron más de 20.000 personas en los centros residenciales españoles. Por ese motivo, desde Comisiones Obreras han pedido incluir a los celadores, al personal de limpieza, de ambulancias y a las gerocultoras de las residencias dentro del personal para el que la covid-19 sea considerado como enfermedad profesional.

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá ha explicado este martes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que se incluirá a los trabajadores sociosanitarios dentro del grupo de trabajadores a los que se les reconoce el coronavirus como una enfermedad profesional, por lo que todos los trabajadores relacionados con la rama de la salud (celadores, auxiliares, gerocultoras...) se les reconocerá la covid-19 como enfermedad profesional. Además, ha asegurado que esta medida tendrá carácter retroactivo.

Desde Comisiones Obreras, han celebrado sus palabras y el secretario general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO, Antonio Cabrera, ha explicado a Público la importancia de esta medida.

"Estamos encontrando bastantes secuelas a raíz del coronavirus, incluso para poder volver a trabajar y la enfermedad profesional garantiza, entre otras cosas, que estas personas puedan jubilarse, mientras que el accidente de trabajo no. Es importante garantizar el futuro a estos trabajadores, no sólo la inmediatez. Por eso hemos estado hablando siempre de enfermedad profesional y no de accidente de trabajo", cuenta.

Cuidados en domicilios y el personal interno

Las trabajadoras dedicadas a los cuidados a domicilio también son un colectivo que convive con el coronavirus. Muchas de ellas migrantes sin permiso de residencia que permanecen encerradas prácticamente las 24 horas para no contagiarse y llevar el virus a las casas en las que trabajan.

De hecho, en algunas ofertas de trabajo se especifica que la candidata debe haber pasado el coronavirus o presentar una prueba PCR negativa como requisito para postular.

"Nosotras estamos en contacto con el virus porque cuando un anciano se contagia, somos las trabajadoras de los cuidados —tanto internas como externas— las que cuidamos de los ancianos, les cambiamos y les damos de comer. Por eso es importante que se nos reconozca como enfermedad profesional", asegura a Público Carolina Elías, presidenta de la asociación Servicio Doméstico Activo (SEDOAC).

Más noticias de Economía