Público
Público

Naturgy se dividirá en dos compañías

La escisión de la energética en dos entidades, una para el negocio regulado, y otra para el liberalizado (y que cotizaran por separado), no afectará a los puestos de trabajo de la compañía.

Vista de la sede de Naturgy en Madrid. E.P./Eduardo Parra
Vista de la sede de Naturgy en Madrid. Eduardo Parra / EUROPA PRESS

La empresa de electricidad y gas Naturgy se dividirá en dos entidades que cotizarán en Bolsa por separado, una centrada en los negocios regulados (infraestructuras de gas y electricidad) y la otra, en el liberalizado (generación y comercialización de energía), según ha anunciado el presidente ejecutivo de la compañía, Francisco Reynés, en rueda de prensa.

Reynés ha señalado que esta operación, bautizada como proyecto Géminis, crea "dos hermanos gemelos" con el objetivo de que cada una de las dos compañías se "focalice" en sus actividades respectivas.

Ambas entidades, que se situarían entre las primeras veinte compañías del Ibex por capitalización bursátil, mantendrán la misma estructura accionarial y la escisión, que la compañía tiene previsto llevar a cabo a finales de este año, no afectará a los puestos de trabajo ni a la cartera de activos del grupo, según ha asegurado Reynés. "Dos empresas que cotizan con la misma estructura accionarial... Dos Naturgys, una acción para cada una", ha dicho.

Reynés ha insistido en que la división era simplemente una reorganización de las actividades de la empresa. "No supone un troceo, porque no se vende nada", ha dicho.

En lo que respecta al calendario, Naturgy espera finalizar el análisis de la operación en los próximos meses, con el objetivo de ejecutar la escisión a lo largo de este año, después de someterlo a la aprobación definitiva por parte de la junta general de accionistas.

La actual Naturgy tiene un valor de unos 40.000 millones, sumando su capitalización a día de hoy de unos 27.000 millones de euros y la deuda a cierre del año pasado de casi 13.000 millones de euros (a repartir entre las dos nuevas compañías). El presidente de la energética no ha podido precisar cómo se repartirá entre las dos nuevas entidades y ha señalado que el valor final tras el proceso de cada una de ellas dependerá de la asignación final de la deuda para que cada compañía mantenga sus objetivos crediticios de investment grade.

Desde que en 2018 cambió su nombre de Gas Natural a Naturgy, la energética se ha centrado en recortar costes y salir de ciertos países, al tiempo que ha establecido un plan para centrarse en las energías renovables y las redes de distribución en países con economías y regulación estables.

En este sentido, el presidente de Naturgy ha explicado que el proyecto Géminis tiene por objetivo beneficiarse de una focalización en cada negocio desde el punto de vista operativo, de inversiones y de asignación de recursos, lo que permitirá "aumentar por especialización la capacidad y las oportunidades de crecimiento", "afrontar de una forma proactiva una necesaria transformación" del sector, y "potenciar nuestro compromiso con la transición energética".

La propuesta de escisión de la compañía fue aprobada por unanimidad en el consejo de administración del pasado 1 de febrero.

Cuando se aprobó el llamado proyecto Géminis todavía no estaba representado como miembro del órgano de gobierno de la compañía el fondo IFM, que se ha hecho con un 12% del capital de la energética tras una opa parcial.

Este jueves, el consejo de administración ha acordado finalmente la incorporación de IMF con un asiento, mientras CriteriaCaixa pasa de tener dos puestos en el consejo a tres, y los fondos CVC y GIP tendrán dos cada uno.

CriteriaCaixa es el mayor accionista de Naturgy, con el 26,7% del capital, seguido por los fondos CVC y GIP, con el 20,7% y 20,6%, respectivamente. IFM es el cuarto principal accionista de la empresa, con un 12,5%. La estatal argelina Sonatrach es el quinto accionista de Naturgy, con el 4,1%.

Más noticias de Economía