Público
Público

El fondo IFM se hace con un 10,83% de Naturgy tras su OPA aunque no alcanza el mínimo que se había fijado

El fondo australiano se convierte en el cuarto accionista de al energética y buscará estar presente en el consejo de administración.

Vista del edificio de la sede de Naturgy en Madrid. E.P.Eduardo Parra
Vista del edificio de la sede de Naturgy en Madrid. Eduardo Parra / EUROPA PRESS

El fondo australiano IFM ha logrado solo la adhesión del 10,83% del capital de Naturgy en la Oferta Pública de Adquisición de Acciones (OPA) que había planteado, frente al 17% mínimo que se había fijado para declararla exitosa, pero ha decidido seguir adelante y comprará los títulos que se han interesado por su propuesta, según  ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

IFM se había propuesto hacerse con un mínimo del 17% y un máximo del 22,69% del capital de Naturgy, y para ello ofrecía abonar 22,07 euros por título a los accionistas interesados, pero finalmente ha renunciado al límite mínimo de aceptación.

Las 105.021.887 acciones que han acudido a la OPA suponen, de hecho, el 47,74% de las acciones a las que se dirigia la oferta. Al precio de 22,07 euros por título comprometerá un desembolso superior a los 2.317,8 millones. IFM añadió que financiaría la operación con compromisos de capital asumidos por sus inversores de fondos y una línea de crédito.

De ese modo, el fondo australiano se convierte en el cuarto mayor accionista de Naturgy. El principal accionista de la eléctrica es CriteriaCaixa, el brazo inversión de la Fundación Bancaria La Caixa, con un 26,7% del capital. Tras él, está el vehículo de inversión Rioja, controlado por el gigante del capital riesgo británico CVC, y en el que participa de forma minoritaria Corporación Financiera Alba (la sociedad de cartera de la familia March), que controla un 20,7%. El tercer mayor accionistas es el fondo estadounidense GIP, que tiene otro 20,6%. Y tras IFM, se situará ahora en quinto lugar como accionista la compañía energética argelina Sonatrach, que posee un 4,1%.

La intención de IFM es tener representación en el consejo de administración de la eléctrica, compuesto ahora por doce miembros. Su 10% le puede dar derecho a un sitio en el órgano de gobierno de la energética; en su folleto, presentado en septiembre, dijo que tenía la intención de nombrar a dos miembros del consejo de administración, cuando el objetivo era una participación de al menos el 17%.

CriteriaCaixa tiene ahora dos puestos en el consejo, y aspira a un tercero después de elevar su participación en los últimos meses, en medio de la OPA del fondo australiano. CVC y GIP tienen también dos, respectivamente.

IFM subraya que tras la OPA es uno de los "principales accionistas" de la empresa y defiende "una propuesta de dividendos prudente, en línea con la nueva política de reducción del dividendo incluida en el plan estratégico 2021-2025, o incluso potencialmente un dividendo menor si fuera necesario".

IFM insiste en plantear un "dividendo prudente, o incluso menor", frente a la posición de CriteriaCaixa

En las últimas semanas, la disposición pública de IFM a eliminar el dividendo de Naturgy tensó la recta final de esta opa parcial y generó la réplica tanto del consejo de la energética como de su principal accionista, CriteriaCaixa.

De hecho, Naturgy dejó claro que "cualquier cambio en los principios" de su plan estratégico para los próximos 5 años (que incluye seguir repartiendo dividendos) requiere "de una mayoría reforzada del consejo de administración", mientras que la Fundación Bancaria La Caixa, primer accionista de Naturgy a través de Criteria, salió también en defensa del dividendo.

Desde un principio, el presidente de Naturgy, Francisco Reynés, aseguró que la opa parcial de IFM era una oferta "no solicitada" por la compañía, y a mediados de septiembre el consejo de la multinacional tildó de "razonable" el precio ofrecido, pero ninguno de los miembros del consejo decidió adherirse a la opa.

La autorización de la OPA llegó tras el visto bueno del Gobierno a la operación, después de que IFM aceptara todas las condiciones requeridas por el Consejo de Ministros como mantener la sede y un dividendo prudente para continuar con las inversiones y no abordar desinversiones distintas a las incluidas en el Plan Estratégico 2022-2025 ni excluirla de Bolsa o perder el control de las filiales que aseguren el transporte y distribución de energía en España.

Las acciones de Naturgy fueron suspendidas durante una hora por la CNMV, pues el mercado se encontraba a la espera del resultado de la OPA lanzada por IFM. Antes de la suspensión, los títulos de la eléctrica cotizaban en los 23,02 euros por acción, con una revalorización del 0,31%.

Cuando volvieron a negociarse, las acciones cotizaban a 24,03 euros por acción, lo que supone una revalorización del 4,71% sobre el precio al que cerró la sesión bursátil del miércoles. Finalmente, la cotización ha terminado la jornada del jueves con un aumento del 4,62% y un precio de 24,01 euros por título.

Más noticias de Economía