Público
Público

Resultados trimestrales Naturgy casi duplica el beneficio hasta marzo tras cerrar su salida de Egipto

La energética señala que el covid-19 "ha continuado afectando negativamente al comportamiento operativo en forma de incertidumbre macroeconómica y una depreciación significativa de las divisas en Latinoamérica".

Edificio de la sede de Naturgy en Barcelona. REUTERS/Nacho Doce
Edificio de la sede de Naturgy en Barcelona. Nacho Doce / REUTERS

Servimedia

Naturgy obtuvo un beneficio neto de 383 millones de euros durante el primer trimestre del año, lo que supone un aumento interanual del 92,5%, "principalmente apoyado en el cierre del acuerdo de Unión Fenosa Gas (UFG) que tuvo un impacto positivo ordinario de 65 millones en ganancias" y supuso su salida del negocio en Egipto.

Se trata, en concreto, del cierre de la venta de su participación en la planta de gas egipcia de Damietta por 600 millones de dólares, unos 504 millones de euros, con la que rescindió todos sus contratos en el país africano y salió de la sociedad (UFG) donde tenía una participación del 50% idéntica a la de ENI. La operación se cerró en marzo poniendo fin así a una disputa que venía del 2012.

Por su parte, el resultado Ebitda creció un 9,8% y ascendió a 982 millones, aunque el Ebitda ordinario se redujo un 2% y quedó en 1.029 millones pese a que el brote del Covid-19 comenzó a finales de febrero, según detalló la compañía.

Con todo, apuntó que su beneficio neto de 383 millones y el Ebitda de 982 millones "han estado por encima de la media del consenso de analistas, que estimó un Ebitda reportado de 943 millones y un beneficio neto reportado de 300 millones de euros".

Por otro lado, las inversiones totales ascendieron a 196 millones, un 2,5% menos debido a una mayor optimización del mantenimiento y al efecto de las divisas, y la deuda neta se situó en 13.597 millones, "en línea con los niveles de deuda neta a cierre de 2020". Este nivel de deuda todavía no refleja los ingresos antes de impuestos de 2.570 millones de euros previstos en la venta de CGE Electricidad.

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés, subrayó "la capacidad de la compañía para lograr resultados y crear valor en el día a día a pesar del contexto". Además, resaltó que la compañía "está inmersa en una profunda transformación, necesaria en el actual entorno, que nos obliga anticiparnos a los retos que plantea el sector" y puso de relieve su posición "como un agente activo en la transición energética que quiere contribuir a la recuperación económica, en línea con nuestro compromiso con la sociedad".

La empresa indicó que, a pesar de la mejora en el panorama económico y la recuperación gradual de los precios de las materias primas, el Covid-19 "ha continuado afectando negativamente al comportamiento operativo en forma de incertidumbre macroeconómica y una depreciación significativa de las divisas en Latinoamérica".

Así, refirió que Naturgy se encuentra inmersa en el despliegue de iniciativas de transformación "que permitan recuperar la competitividad a pesar de los desafíos energéticos y macroeconómicos", en un contexto donde "ya se comienzan a vislumbrar signos de mejora".

Los signos de mejora en la actividad se aprecian, según detalló, en una recuperación gradual de los precios de las materias primas a nivel mundial. En particular, destacó que los precios del Brent crecieron un 21% de media en comparación el mismo periodo del año anterior, mientras que han mejorado los precios del gas en los principales hubs (HH y NBP han subido un 29% y 84%.

Bajo este contexto Naturgy registró unos "sólidos" resultados en el negocio de redes de electricidad y gas en España, y continuó creciendo en capacidad de generación eléctrica renovable en geografías con monedas fuertes, aunque la depreciación de las monedas latinoamericanas siguió deteriorando su cuenta allí.

Además, la compañía siguió avanzando en su apuesta por las renovables tanto a nivel internacional como nacional y recordó que en enero se cerró la compra de una cartera de proyectos renovables en fase inicial de desarrollo en Estados Unidos por un total 8.000 MW en energía solar y 4.000 MW en almacenamiento. Asimismo, Naturgy resultó una de las principales adjudicatarias de la subasta convocada por el Gobierno de España.

En paralelo, el grupo ha identificado oportunidades de inversión por valor de casi 14.000 millones de euros en un centenar de proyectos propios a desarrollar en los próximos años en el marco del programa Next Generation europeo, entre los que destacan aquellos alrededor de los gases renovables, hidrógeno y biometano.

Además, durante este primer la compañía ha sido objeto de la Oferta Pública de Adquisición de Acciones (OPA) formulada sobre el 22,6% de su capital por parte de IFM a razón de 22,3 euros por acción y que está sujeta a la aprobación del Gobierno para después continuar los trámites frente a la CNMV.

Asimismo apuntó que avanza en el cierre del acuerdo de venta de su participación del 96,04% en la filial chilena de redes de electricidad, CGE, al grupo asiático State Grid Development Limited por un precio total de compra de 2.570 millones. El pasado 31 de marzo la Fiscalía Nacional Económica (FNE) de Chile aprobó incondicionalmente la operación de concentración. Naturgy espera completar la transacción durante el segundo trimestre de este año.

Más noticias de Economía