Público
Público

Negocio editorial Prisa refinancia deuda y vende Santillana España por 465 millones

El grupo de comunicación español se desprende del negocio de educación destinado al segmento K-12 en España, país que representa el 21% del negocio total de la editorial, y obtiene una plusvalía estimada de 385 millones tras la venta a la compañía finlandesa Sanoma Corporation.

El logo de Prisa, en un cartel durante una de las juntas de accionistas del grupo de comunicación. REUTERS/Andrea Comas
El logo de Prisa, en un cartel durante una de las juntas de accionistas del grupo de comunicación. REUTERS/Andrea Comas

efe

Prisa ha alcanzado un acuerdo de refinanciación con sus principales entidades financieras cuya ejecución queda supeditada a la venta del negocio de Santillana España a la compañía finlandesa Sanoma Corporation por 465 millones de euros y con una plusvalía estimada de 385 millones.

El importe de la venta será íntegramente satisfecho en efectivo a la fecha de cierre de la operación, una vez descontada deuda neta a 30 de junio, estimada en unos 53 millones, ha informado este lunes el grupo de comunicación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En concreto, Prisa se desprenderá del negocio de educación destinado al segmento K-12 en España, país que representa el 21% del negocio total de la editorial; pero mantendrá la actividad pública y privada en Latinoamérica, que seguirá desarrollando, indirectamente, a través de Santillana.

Asimismo, Santillana mantendrá la propiedad de todas sus marcas y se suscribirá un acuerdo de licencia exclusiva a favor de Sanoma para la utilización, entre otros derechos, de las marcas "Santillana" y "Loqueleo" en la Unión Europea, excluido Portugal, y de la marca "Richmond" en España.

El acuerdo de refinanciación, aprobado por el Consejo de Administración de Prisa el domingo, afecta a la deuda derivada del préstamo sindicado de 1.148 millones de euros concedido en 2013 y ya cuenta con el apoyo del 79,7% de la financiación sindicada a reestructurar.

Prisa confía en elevar dicho porcentaje de adhesión para garantizar que el acuerdo pueda ser implementado en términos que resulten vinculantes para la totalidad de las entidades acreedoras.

En el supuesto de que no se alcance una adhesión del cien por cien, Prisa lanzará un procedimiento legal o judicial que permita tal eficacia general. Es previsible que para ellos recurra al denominado "scheme of arrangement" previsto en la legislación inglesa.

La refinanciación aportará 275 millones de liquidez

El acuerdo de reestructuración incluye la extensión de su vencimiento hasta marzo de 2025 y la amortización de 400 millones de deuda (con lo que la deuda neta total se recortará más de un 30%) y establece el marco para una futura separación efectiva de los negocios de Educación y Media.

Con esta refinanciación, la compañía contará con alrededor de 275 millones para reforzar su liquidez y facilitar el desarrollo de los planes estratégicos de sus negocios.

El cierre de la venta de Santillana está condicionado a la obtención de la preceptiva autorización de las autoridades de competencia españolas, y de la Junta General de Accionistas de Prisa, así como a la formalización de la refinanciación.

Tras desprenderse del negocio en España, Santillana centrará sus esfuerzos en el impulso de los sistemas de aprendizaje en Latinoamérica, con presencia en todos los países de la región.

"Estas operaciones permitirán acelerar la transformación digital del grupo, centrada en los sistemas de aprendizaje Ed-Tech en Latinoamérica y en los modelos de suscripción en sus negocios de Media", ha apuntado Prisa en un comunicado.

Según la misma fuente, el consejo de Prisa considera que los acuerdos adoptados permitirán que el grupo se pueda centrar a futuro de forma prioritaria en la gestión y puesta en valor sobre bases firmes y sostenibles de sus dos negocios, Educación y Medios.

Más noticias de Economía