Público
Público

Cristiano Ronaldo El rechazo de Ronaldo a Coca-Cola provoca un batacazo en bolsa de la compañía con pérdidas de 4.000 millones de dólares

El jugador portugués eligió el agua y apartó el refresco durante una rueda de prensa de la Eurocopa, lo que provocó que las acciones de la compañía cayesen de 56,10 dólares a 55,22 dólares.

Cristiano Ronaldo and Fernando Santos durante una rueda de prensa en la Eurocopa.
Cristiano Ronaldo y Fernando Santos durante una rueda de prensa en la Eurocopa. Reuters

Cristiano Ronaldo vuelve a ser el centro de las miradas en la Eurocopa 2021. Sin embargo, no ha sido solo por ser el máximo goleador de la historia del torneo continental, sino por realizar un gesto durante una rueda de prensa que le ha costado 4.000 millones de dólares a la empresa multimillonaria, The Coca-Cola Company. 

Este hecho ocurrió en una de las ruedas de prensa oficiales de la Eurocopa, el pasado lunes en Budapest, cuando Ronaldo, al sentarse en la mesa para atender a los medios, se encontró con dos botellas de Coca-Cola y una botella de agua. El futbolista apartó las dos gaseosas y cogió el agua para bebérsela, en un claro gesto de molestia hacia el refresco. "Agua, no Coca-Cola", expresó el jugador. 

Esa misma tarde, tras el pequeño gesto de Ronaldo, las acciones de The Coca-Cola Company cayeron de 56,10 dólares a 55,22 dólares (un 1,6 %). La caída de las acciones hizo que el valor de la compañía pasara de 242.000 millones de dólares a 238.000, informó The Guardian.

Aunque en su pérdida millonaria pudieron intervenir más factores, como que esa misma fecha era la marcada para los accionistas con derecho a recibir el dividendo, que se pagará el 1 de julio, el gesto de Ronaldo hizo mella en las pérdidas. El intercambio de bebidas del portugués, viralizando un vídeo en el que no quería tomar la gaseosa en un claro gesto de desacuerdo con su valor nutricional, hizo que la mala reputación de la compañía subiese. 

Asimismo, no es la primera vez que Cristiano Ronaldo arremete contra la bebida. En otra ocasión, durante una entrevista, habló sobre la dieta de su hijo y la que deberían llevar todos los menores que están en crecimiento. "Soy duro con mi hijo. En ocasiones bebe Coca-Cola y Fanta, y come patatas fritas. Él sabe que no me gusta", declaraba el futbolista. 

Otro momento parecido ocurrió cuando el futbolista portugués declaró en los juzgados de Pozuelo por presunto fraude fiscal en 2017, aún como jugador del Real Madrid, pidió agua durante la vista y le trajeron Coca-Cola, la cual rechazó inmediatamente.

Por otro lado, el centrocampista francés Paul Pogba hizo un gesto similar este martes, al retirar también una botella de cerveza Heineken que le habían colocado delante en una rueda de prensa. Pogba, un musulmán practicante, retiró la botella cuando se sentó a hablar con los medios de comunicación después de ser nombrado "Hombre del Partido" en la victoria de Francia por 1-0 en el Grupo F contra Alemania.

Más noticias de Economía