Público
Público

Repsol reduce inversiones pero mantiene el empleo y el dividendo

La petrolera pospone la presentación de su nuevo plan estratégico y retira la propuesta de reducir un 5% su capital

Un joven con máscarilla pasa por delante de una estación de servicio de Repsol en Madrid. E.P.
Un joven con máscarilla pasa por delante de una estación de servicio de Repsol en Madrid. E.P.

Servimedia

El Consejo de Administración de Repsol ha aprobado tomar una serie de medidas para hacer frente al impacto del coronavirus entre las que destaca la reducción en mil millones de las inversiones previstas para este año, mientras que mantiene su empleo y el compromiso de abonar un dividendo de un euro por acción.

Así lo ha comunicado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en un hecho relevante donde señala que el impacto de esta epidemia es particularmente importante por la caída de precios en el mercado mundial del petróleo y del gas natural.

Las medidas, que se recogen en el Plan de Resiliencia 2020, contemplan una reducción del 26% de las inversiones previstas este año, que pasan de 3.800 a 2.800 millones.

El plan contempla además la puesta en marcha de iniciativas que suponen reducciones añadidas de más de 350 millones en los gastos operativos, así como optimizaciones del capital circulante próximas a 800 millones respecto de las métricas inicialmente presupuestadas.

Con todo ello, incluso en este escenario la petrolera espera que su deuda no se incremente en 2020 respecto a la del cierre del ejercicio 2019.

A este respecto, Repsol destaca que cuenta con una "holgada" liquidez que le permite cubrir sus vencimientos de deuda a corto plazo y más allá, hasta el año 2024, sin necesidad de refinanciación.

En cuanto al dividendo, la compañía confirma que la remuneración al accionista prevista para el mes de julio ascenderá a 0,55 euros por acción, que será satisfecha bajo la fórmula de scrip dividend, una vez sea aprobada por la Junta General de Accionistas.

Sin embargo, el Consejo de Administración ha decidido no incluir en el orden del día de la próxima Junta General Ordinaria de Accionistas, que se celebrará el 8 de mayo, la propuesta de reducción del 5% de la cifra del capital social de la Compañía a 31 de diciembre de 2018 que acordó en julio de 2019, debido a la actual situación de los mercados y las circunstancias sobrevenidas como consecuencia del Covid-19.

Finalmente, dada la extraordinaria volatilidad e incertidumbre del mercado, Repsol ha decidido posponer la presentación del Plan Estratégico 2020-2025, prevista para el 5 de mayo, hasta el momento en que se vislumbre una mayor estabilidad social y de negocios.

Por último, Repsol asegura que "va a continuar con sus operaciones para seguir suministrando productos y servicios energéticos primordiales para la sociedad y que resultan esenciales para mantener servicios indispensables en el momento actual".