Público
Público

Rusia acude al rescate de un segundo banco en menos de un mes

El dueño de B&N Bank, el oligarca Mikhail Gutseriev, pide al banco central apoyo financiero para la entidad ante sus problemas de liquidez

La sede del banco ruso B&N Ban, en el centro de Moscú. REUTERS/Grigory Dukor

AGENCIAS

El Banco de Rusia ha salido al rescate de B&N Bank, la duodécima entidad del país por activos, ante problemas de liquidez y después de que el presidente del banco, el oligarca Mikhail Gutseriev, haya pedido apoyo financiero al banco central para llevar a cabo una reestructuración del mismo, según informó el instituto emisor.

"El Banco de Rusia ha decidido proporcionar fondos para mantener la liquidez B&N Bank, siguiendo su petición", ha informado el regulador, a la vez que ha subrayado que no se trata de una entidad sistémica como tampoco lo es Bank Otkritie, rescatado hace apenas tres semanas.

El pasado 29 de agosto, el Banco de Rusia acudía al rescate del mayor banco privado del país y octavo por volumen de activos, Bank Otkritie, aunque se acordó que seguiría operando con normalidad bajo una administración temporal.

El Banco de Rusia ha subrayado en un comunicado que ambas entidades no son sistémicas ya que los bancos estatales, que dominan el sector, son sólidos.

B&N Bank fue fundado en 1993 y forma parte de un conglomerado de Gutseriev y su familia, que incluye firmas petroleras, una cartera de desarrollo inmobiliario y una minorista de productos electrónicos. A partir de 2010, inició una fuerte expansión con la adquisición de pequeñas entidades como Moskomprivatbank, Rost Bank o SKA-Bank. En 2016, cerró la fusión con MDM Bank, una de las mayores entidades de crédito de Rusia.

Los bancos privados son de pequeño tamaño

El sector financiero ruso se encuentra sometido a una fuerte presión de impagos provocada por la profunda recesión del país que se ha visto agravada por las sanciones internacionales. La situación se ha agravado después de que el regulador exigiera mayor capital a las entidades para respaldar los créditos morosos. También están notando el estrechamiento de los márgenes por los bajos tipos de interés.

Los bancos privados en Rusia son de pequeño tamaño y están ligados a un grupo empresarial. La mayoría funcionan como la fuente financiera de la expansión de la matriz en el mercado inmobiliario con préstamos de alto riesgo.

Los analistas destacan que el Banco de Rusia tiene capacidad suficiente para intervenir este tipo de entidades y limitar el efecto contagio en el resto del sector. Kirill Lukashuk, director senior de la agencia calificadora rusa ACRA, recuerda que la intervención en Bank Otkrie, el Banco de Rusia no aplicó modelo bail in, protegiendo a los acreedores y sin congelar la retirada de depósitos, "con lo que el impacto fue limitado".

Más noticias de Economía