Público
Público
laboral

La sangría en la plantilla del SEPE se  produjo siempre con los Gobiernos del PP

La reducción de empleados durante los mandatos de Aznar y Rajoy se intentó paliar en el mandato de Zapatero y ha recibido un nuevo impulso con el actual Gobierno de coalición, aunque el número de funcionarios sigue siendo inferior al ideal.

El paro sube en mayo en 26.573 personas, diez veces menos que en marzo y abril
El SEPE ha reconocido 3.748.009 prestaciones de ERTE entre el 16 de marzo y el 31 de mayo.

Actualmente, a 1 de junio del presente año, en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) trabajan 8.321 personas, tras la última contratación del Gobierno de personal interino para reforzar este servicio debido a la avalancha de ERTEs y otras prestaciones, como consecuencia de la emergencia del coronavirus.

Esta cifra supone 1.815 trabajadores menos de los que tenía dicho servicio a 31 de diciembre del año 2000 (cuando contaba con un total de 10.136 funcionarios), según datos del propio Servicio Público Estatal de Empleo. Una cifra considerablemente más baja, pese a que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y el actual Gobierno de coalición han contratado en sus respectivos mandatos unos 3.000 efectivos para intentar paliar la escasez de personal.

Por debajo de los 8.000 empleados

Según la información facilitada a este medio, por parte del SEPE, tanto en la segunda legislatura del Gobierno de José María Aznar, como en los siete años de Gobierno de Mariano Rajoy, el número total de la plantilla del SEPE quedó por debajo de los 8.000 empleados, siendo en estos periodos Cristóbal Montoro ministro de Hacienda con el PP.

De esta manera, con José María Aznar como presidente, el personal del SEPE pasó, en sólo tres años, de 10.136 trabajadores –a fecha 31 de diciembre del año 2000– a 7.307, una pérdida de casi 1.000 trabajadores  de media al año. A ello hay que añadir que durante la etapa de Mariano Rajoy se perdieron, además, más de 1.700 empleos.

Concretamente, el 31 de diciembre de 2011 el SEPE contaba 9.370 empleados, pasando –en junio del año 2018– a ser 7.639.

Esta caída de cifras se ha intentado paliar tanto con las medidas adoptadas por el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, como por el actual Gobierno de coalición: durante el mandato de Zapatero (2004-2011) el personal aumentó en el SEPE en 2.063 personas y en lo que va de legislatura las contrataciones ascienden a 1.000 personas más.

Sin personal necesario y sin tasa de reposición

La caída de puestos de trabajo durante las dos etapas del PP han dejado al SEPE sin la cantidad óptima de trabajadores para el desempeño de sus funciones, que los sindicatos cifran en unos 11.000 trabajadores fijos (alrededor de 3.000 más de los que trabajan actualmente).

"La principal cuestión aquí es que la tasa de reposición ha sido muy baja. La gente que se ha ido jubilando o marchando no ha sido repuesta. Se han abierto pocas ofertas de empleo público durante estos años", lamenta una de las trabajadoras del SEPE.

Por su parte, el CSIF (sindicato con más afiliados del SEPE) asegura a Público que actualmente están trabajando menos de 7.000 efectivos reales, descontando a trabajadores que están de baja o tienen familiares enfermos.

"El SEPE necesita inversión, tanto humana como económica. No podemos estar trabajando con un programa informático que tiene 35 años", explica Manuel Galdeano, portavoz de CSIF en SEPE.

Galdeano asegura que existe un 20% de temporalidad en este servicio y que la media de edad es muy elevada

"Aquí tenemos un problema estructural. En unos años se va a jubilar muchísima gente y es necesario que haya una tasa de reposición", asegura.

Más noticias de Economía