Público
Público
Únete a nosotros

Los tipos de interés en EEUU subirán en junio

La presidenta de la Reserva Federal, dice que no se ha acordado un calendario sobre el primer incremento del precio del dinero desde 2006, ya que no sería "apropiado" 

Publicidad
Media: 3
Votos: 1

La presidenta de la Reserva Federal (Fed), el banco central de los EEUU, durante la rueda de prensa tras la reunión del Comité de Mercado Abierto. REUTERS/Joshua Roberts

WASHINGTON.- La presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), Janet Yellen, no ha descartado una subida de los tipos de interés en el mes de junio si las condiciones así lo garantizan, aunque ha añadido que podría tener lugar en cualquiera de las reuniones posteriores a la del mes de abril.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC), Yellen insistió en que la retirada de la palabra "paciente" del comunicado no significa que la Fed se haya vuelto "impaciente" ante una subida de los tipos de interés.

En este sentido, recalcó que no se ha decidido un calendario sobre el primer incremento de los tipos desde 2006, ya que no sería "apropiado" en la situación actual, pero añadió que podría tener lugar en "cualquiera de las reuniones" posteriores a la de abril si las condiciones así lo garantizan.

La presidenta de la Fed remarcó que esto indica que la primera subida de los tipos de interés tras la crisis no tiene que ser necesariamente en la reunión del mes de junio, aunque tampoco se puede descartar que tenga lugar en esa fecha. En esta línea, agregó que no dará datos concretos sobre las cifras de desempleo o inflación que se deben alcanzar para que la Fed incremente los tipos y reiteró que debe seguir estudiando los datos "y viendo hacia donde va la economía" para reformular sus previsiones.

Asimismo, añadió que tampoco es una precondición para una subida de tipos un crecimiento de los salarios, que no se está produciendo ahora y que podría no tener lugar en el corto plazo. En cambio, apuntó que si se incrementan sería al menos un síntoma de que la inflación podría subir con el tiempo.

Respecto a la situación económica, recalcó que Estados Unidos está creciendo por encima de su tendencia a largo plazo gracias al impulso de la demanda doméstica y que el mercado laboral está mejorando. Además, subrayó que algunos de los vientos en contra que han estado lastrando la economía estadounidense están desapareciendo.

Sin embargo, la presidenta de la Fed admitió que la fortaleza del dólares de las últimas semanas está afectando a las exportaciones y podría tener consecuencias negativas en las previsiones de crecimiento.

Yellen añadió que la institución analiza "cuidadosamente" todo lo que pasa a nivel global y dedica gran tiempo a discutir sobre ello y buscar las políticas adecuadas, ya que una política errónea en un país afecta al resto del mundo. Así, incidió en que una economía estadounidense fuerte es bueno para otros países.

Por otro lado, agregó que la inflación se mantiene alejada de su objetivo del 2% debido principalmente a la caída de los precios de la energía y podría mantenerse así unos meses más debido al fortalecimiento del dólar, que está afectando a los precios de importación. Sin embargo, agrega que los miembros de la Fed siguen creyendo que estos factores temporales irán disipándose y la inflación volverá a acercarse a su objetivo en el medio plazo.