Público
Público

Vestas presenta el ERE extintivo para los 600 trabajadores de su planta de León 

El Gobierno se reúne con directivos de la multinacional danesa "para iniciar los trabajos que impidan" que el fabricante  de aerogeneradores cierre su planta de Villadangos del Páramo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Manifestación en protesta por el cierre de la planta de Vestas en León. E.P.

La multinacional danesa de aerogeneradores Vestas ha presentado el expediente de regulación de empleo (ERE) extintivo a su plantilla de la fábrica de Villadangos del Páramo (León) y ha emplazado a los sindicatos a un nuevo encuentro para el próximo lunes, 11 de septiembre.

Una reunión entre la dirección de Vestas y el comité de empresa que era entendida por los trabajadores como el inicio de la mesa de negociación del ERE, si bien los dirigentes de la multinacional solo les han citado exclusivamente para notificarles la apertura del expediente y ya, el lunes, comenzar las negociones pertinentes.

Así lo ha manifestado el presidente del comité, Juan Francisco García Cabezas, quien ha precisado que ante esta situación, los trabajadores de Vestas continuarán con su lucha contra la multinacional eólica. "Vamos a mantener el campamento operativo 24 horas frente a la fábrica mientras siga la negociación y realizaremos todo el tipo de medidas que hagan falta", ha enfatizado García Cabezas.

Medidas que pasan por un trabajador de la empresa que irá desde Villadangos del Páramo hasta la sede de Vestas en Aarhus (Dinamarca) para hacerles llegar una carta con el sentir de todas las personas que se verán afectas por dicha decisión o por una Proposición No de Ley a través del grupo parlamentario de Podemos en las Cortes de Castilla y León en defensa de sus puestos de trabajo; e incluso no descartan ir a manifestarse a Bruselas frente al Parlamento Europeo.

Unos ánimos por parte de la plantilla de Vestas que se han visto "reforzados" por el apoyo masivo recibido en la manifestación de ayer en la capital leonesa por la ciudanía que según García Cabezas "ha sido un éxito total y ha supuesto una recarga de energía y subidón de adrenalina".

Ribera se ha reunido con Vestas

De otro lado, la ministra Portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha informado que la titular de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha mantenido una reunión con directivos de Vestas "para iniciar los trabajos que impidan" que el fabricante danés de aerogeneradores cierre su planta de Villadangos del Páramo (León).

Ribera y la dirección de Vestas se reunieron el pasado lunes y acordaron abrir una línea de negociación permanente para trabajar en la búsqueda de alternativas industriales para la comarca leonesa que se verá afectada por el cierre de la planta, según informó el Ministerio de Transición Ecológica en un comunicado al término de la reunión.

En el encuentro, Vestas valoró el proceso de transición energética iniciado por el Ejecutivo y manifestó su compromiso de seguir invirtiendo en las plantas de Viveiro (Lugo) y Daimiel (Ciudad Real) para convertirlas en referentes de producción para Europa.

Europarlamentarios españoles piden por carta a Vestas que pare el "inadmisible" cierre de la planta de León

Por su parte, las principales fuerzas políticas españolas en el Parlamento Europeo han enviado una carta conjunta al presidente de Vestas Wind System Latinoamérica, Sur de Europa y Mena, Eduardo Medina, y por extensión al presidente de la empresa, Anders Runevad, en la que exigen la paralización del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) y mantenga la actividad productiva y el empleo directo e indirecto en la localidad leonesa de Villadangos del Páramo.

La presidenta de la Delegación Socialista Española, Iratxe García, ha firmado la carta junto a Agustín Díaz de Mera (PP), Miguel Urbán (Podemos), Paloma López (IU) y Javier Nart (C's), y en la misiva califican de "grave, injusta e irresponsable" una decisión que causaría el despido de 500 trabajadores y afectaría de forma indirecta a unos 2.000 empleados en la provincia de León.

"Se trata de una decisión inaceptable teniendo en cuenta el apoyo financiero autonómico, nacional y europeo recibido por Vestas. Además, la decisión de la compañía resulta incoherente si se tiene en cuenta que la planta de Villadangos del Páramo se ha convertido en la última década en una de sus unidades más competitivas en Europa", según recoge el escrito.