Público
Público

Botella, a favor de multar al cliente y no a las prostitutas

La alcaldesa de Madrid se posiciona, así, en contra de su partido, que pretende tipificar la prostitución callejera como delito penal. En la capital no existe ninguna ordenanza que regule la práctica, aunque la regidora "acatar&

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Yo soy partidaria del modelo sueco, que ayuda a la mujer prostituida y multa al cliente'. Así se ha expresado hoy la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, en relación al anuncio del ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, sobre la posibilidad de sancionar administrativa y penalmente la prostitución callejera.

En las últimas semanas, Barcelona modificó una normativa municipal contra la que se manifestaron las propias trabajadoras del sexo de la ciudad condal y el consejero de Interior catalán, Felip Puig, creó un fichero para identificar a prostitutas y clientes que infrinjan la Ley Catalana de Carreteras. Fernández Díaz, por su parte, anunció que Interior y Justicia estudian multar la práctica callejera e introducirla como delito penal en la próxima reforma del Código Penal español.

Además, el vicealcalde de la ciudad madrileña, Miguel Ángel Villanueva, abogó recientemente por llenar el vacío legal que existe en relación a la prostitución en la capital (no existe ninguna ordenanza municipal que la regule) e instó a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) a dictar una normativa común para todos los municipios.

Sin embargo, Botella se mostró hoy en contra de las directrices de los conservadores e insistió en la idea de que 'a la mujer prostituida hay que ayudarla'. 'En ningún caso a la mujer prostituida se la puede multar, porque no son libres y son la parte más débil del eslabón', añadió.

Por el contrario, la alcaldesa aboga por 'concienciar al cliente'. 'Hay que cambiar la mentalidad en este punto; hay que convencer al cliente de que la mujer prostituida es débil porque no es libre', concluyó.

No obstante, su rebeldía no va más allá del ámbito de la opinión personal. Botella, igual que su vicealcalde, pidió a la FEMP que marque las directrices a seguir a este respecto en todo el territorio español y aseguró que acatará las normas 'si el Gobierno central hace una reforma para multar a las prostitutas en el Ayuntamiento de Madrid'.