Público
Público

Botella, sobre el Madrid Arena: "Un mal uso multiplica los riesgos"

La alcaldesa reitera que el pabellón es "un recinto seguro". El Ayuntamiento presenta un informe al juez defendiendo la actuación de la Policía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ante la insistencia de la oposición acerca de las deficiencias del Madrid Arena, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha reiterado que el pabellón en el que se produjo la trágica avalancha en la noche de Halloween 'es y era un recinto seguro' y ha incidido en que 'un mal uso puede multiplicar los riesgos' y 'cualquier instalación, por segura que sea, puede ser escenario de un trágico suceso cuando se utiliza mal'.

Ana Botella ha respondido de esta forma a una pregunta del portavoz municipal de UPyD, David Ortega, en el pleno del Ayuntamiento de Madrid. 'Los recintos son seguros en tanto se respetan las normas de seguridad. En caso contrario se convierten en inseguros y eso da lugar a situaciones trágicas como la que se produjo', ha contestado la alcaldesa, que ha señalado que si hubiera alguna 'responsabilidad por haber confiado en los organizadores del evento', 'no quedará impune'.

Botella ha relatado que el Madrid Arena 'lleva desde el año 2002 albergando todo tipo de eventos', en concreto 'más de 200, 40 con público de pie en la pista, 30 muy similares al festival del 1 de noviembre que acabó en tragedia'. 'Estos datos avalan la seguridad del recinto pero nada puede reducir el riesgo al cien por cien si se incumplen las normas de seguridad', ha insistido Botella, que ha añadido que 'ahora también sabemos que se sobrepasó el aforo, que se redujeron los controles de seguridad y que se manipularon los accesos permitiendo una aglomeración en la pista'.

El portavoz municipal de UPyD ha manifestado que 'habría que saber quién es el responsable de que se utilice mal' y ha recordado que 'hay una denuncia de 3 de diciembre de 2006 de la Policía Nacional que dice que el Madrid Arena no tiene licencia de funcionamiento'.

Otro asunto que centra las investigaciones en torno a la tragedia es la actuación de la Policía municipal y el botellón que se celebró en el aparcamiento anexo al pabellón. Este miércoles la representación procesal del Ayuntamiento de Madrid ha presentado ante el juez Eduardo López un informe que aclara cómo actuó la Policía aquella noche defendiendo que el dispositivo estuvo 'perfectamente organizado y ejecutado'.

En concreto, el informe detalla que catorce agentes custodiaron el perímetro del recinto durante la fiesta y otros 24 policías se encontraban en zonas próximas al pabellón municipal. Sin embargo, como confesó ayer Emilio Monteagudo, inspector jefe de la Policía Municipal, los agentes no impusieron ninguna multa por beber en la calle. Y eso que el doctor Simón Viñals, resposanble del equipo médico de la fiesta, aseguró que se vio en ocasiones desboradado por las intoxicaciones etílicas.

Más noticias en Política y Sociedad