Público
Público

Boti García Rodrigo, elegida presidenta de la FELGTB

La veterana activista gay sustituye en el cargo a Antonio Poveda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El IV Congreso de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) ha elegido hoy a la veterana activista Boti García Rodrigo como nueva presidenta de la organización en sustitución de Antonio Poveda.

Bajo el lema 'Iguales en dignidad, iguales en derechos', el IV congreso de FELGTB ha reunido durante este fin de semana a más de cincuenta asociaciones para establecer las líneas de trabajo del colectivo para los próximos tres años, ha informado la organización.

Las prioridades de la FELGTB en este mandato son la defensa del matrimonio igualitario, exigiendo una reforma de la Constitución en el caso de que el Tribunal Constitucional discrimine la igualdad LGTB, así como un pacto de Estado sobre el VIH/Sida como prioridad política, y el pleno respeto a la diversidad sexual desde el ámbito educativo.

El nuevo equipo directivo de la FELGTB que preside Boti García Rodrigo, esta formado por el secretario general, Jesús Generelo, de COGAM, y el secretario de organización, José de Lamo, del Colectiu Lambda.

La nueva directiva la completan Isabel Gómez, presidenta de Galehi; Juan David Santiago, presidente de Diversitat; Ana Cano, del Colectivo Lambda, Sagrario Conejero; presidenta de Extremadura Entiende, Rubén López; coordinador de Arcópoli y Amanda Rodríguez, de Arcópoli UCM.

Boti García Rodrigo (Madrid, 1945) fue en las últimas elecciones generales la número cinco de la candidatura de Equo por Madrid, el proyecto ecosocialista liderado por Juan López de Uralde, que la rescató para la política después de haber formado parte de las listas de Iquierda Unida en anteriores convocatorias electorales. Era la voz de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales en el partido verde.

Años de armario le impulsaron a mediados de los noventa a luchar por su libertad “y por la de los demás”, en la primera línea del activismo LGTB. Una militancia “tardía, pero entusiasta y activa”, explicó en su día en una entrevista a Iñigo Aduriz. Llegó a ser presidenta del colectivo madrileño Cogam y luego formó parte de la dirección de la FELGTB, donde se encargaba del área de relaciones institucionales hasta que hoy fue elegida máxima responsable.

Para encauzar su lucha social en las instituciones, García Rodrigo dio el salto a la política en 2004. Gaspar Llamazares la llamó para que fuera en la lista de IU por Madrid. Fue el número seis ese año y el siete cuatro años después, aunque, al no obtener escaño, mantuvo su activismo y siguió estando en la primera línea de las protestas a favor del respeto de la diversidad sexual en las calles.

Más noticias en Política y Sociedad