Público
Público

Garzón declara hoy en el Supremo por las escuchas del caso 'Gürtel'

El juez ha solicitado hacer "algunas aclaraciones". Su defensa pide que declaren los afectados por las escuchas para que expliquen en qué se vulneraron sus derechos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El juez Baltasar Garzón volverá a declarar este lunes, esta vez a petición propia, ante Alberto Jorge Barreiro, magistrado instructor del Tribunal Supremo (TS) que instruye la causa contra él por ordenar las escuchas a los imputados en el caso Gürtel en prisión y sus abogados.

Garzón ya compareció sobre este asunto en calidad de imputado ante Jorge Barreiro el pasado 10 de mayo y negó haber prevaricado o vulnerado la intimidad de varios de los procesados en dicho caso al ordenar intervenir dichas comunicaciones.

Se trata de la cuarta vez que Garzón declara como imputado en el TS, después de que ya lo hiciera el 9 de septiembre de 2009 en la causa por tratar de investigar los crímenes del franquismo y el pasado 15 de abril en el procedimiento abierto para investigar los presuntos cobros recibidos durante su estancia en la Universidad de Nueva York.

El juez ha reclamado volver a declarar por la causa de las escuchas para 'hacer algunas aclaraciones', según han informado fuentes de la defensa de Garzón, suspendido cautelarmente de sus funciones en la Audiencia Nacional y actualmente consultor de la Fiscalía en la Corte Penal Internacional, con sede en La Haya.

La defensa de Correa pide la 17 años de inhabilitación para el juez Garzón

La defensa de Garzón en esta causa, Francisco Baena, ha pedido que los afectados por las escuchas sean llamados a declarar para que expliquen en qué afectaron éstas a sus derechos fundamentales, pero Jorge Barreiro ha rechazado citar al presunto responsable de la trama, Francisco Correa, mientras que aún debe decidir si hace comparecer a su presunto testaferro, Antoine Sánchez.

El Supremo investiga a Garzón por este asunto a raíz de una querella presentada por el abogado y exfiscal de la Audiencia Nacional Ignacio Peláez, que representa al empresario José Luis Ulibarri, uno de los imputados del caso Gürtel.

El pasado 10 de mayo Garzón declaró durante cuatro horas ante Jorge Barreiro y aseguró que ordenar intervenir las comunicaciones que mantuvieron en prisión los responsables de la trama Gürtel con sus abogados era la 'única vía' para evitar que ocultaran pruebas o se perdieran los fondos que manejaban.

El instructor cree que existen indicios para juzgar al juez por los delitos de prevaricación y contra las garantías constitucionales, por los que la Fiscalía ha pedido la absolución del juez y las acusaciones han reclamado que éste sea inhabilitado hasta 17 años.

El abogado Ignacio Peláez solicita 10 años de inhabilitación para el juez, mientras que la defensa de Correa eleva esta cifra a 17 años.

Por su parte, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) declaró hace un año 'ilícitas' estas escuchas por considerar que vulneraron el derecho de defensa.

Baltasar Garzón sigue teniendo otras dos causas pendientes con la Justicia.

Se enfrenta a la condena por un delito de prevaricación por haber abierto la primera causa penal para juzgar los crímenes cometidos por el régimen franquista.

La denuncia contra el magistrado fue presentada por las asociaciones Manos Limpias y Libertad e Identidad a principios de 2009, a quienes más tarde se sumó el partido Falange Española de las JONS en diciembre de ese mismo año. El caso está pendiente de juicio.

Además, Garzón está acusado de prevaricación y cohecho porque, supuestamente, buscó patrocinios para diversos cursos que impartió en Nueva York.

Los denunciantes fueron los abogados Antonio Panea y José Luis Mazón, que presentaron la querella en junio de 2009. Esta causa sigue en la fase de instrucción.  

Más noticias en Política y Sociedad