Público
Público

Grupos ultraderechistas organizan una capea familiar con ‘quema de trapos separatistas’

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La España en Marcha prepara para el próximo 4 de octubre una capea en Madrid. El objetivo del evento es recaudar fondos para organizar un viaje el día de la hispanidad, 12 de octubre, desde la capital a Barcelona para manifestarse 'en contra del separatismo y por la unidad de España'.

La fiesta incluirá actividades como barbacoa con barra libre, dos rondas de vaquillas o la actuación de un DJ, pero la más llamativa de todas es la 'quema de trapos separatistas'.

 El sitio donde tendrá lugar la capea se mantiene en secreto para 'preservar la privacidad de las familias'

Los organizadores preveen que los participantes acudan con sus hijos para que la quema de estandartes mientras se entonan himnos de ultraderecha trascurra en un ambiente festivo y familiar. Los adultos deberán pagar 20€ de entrada mientras que la de los niños cuesta 10€. Al ser un acto privado, la localización de la capea no ha sido comunicada a la prensa para 'preservar la privacidad de las familias'

La capea contará con la presencia de Manuel Andrino, Jefe de La Falange y Pedro Pablo Peña, Jefe de Alianza Nacional. El año pasado ya tuvo lugar un evento similar con el que los ultraderechistas consiguieron fondos un tercio de los fondos necesarios para manifestarse en Barcelona el 12 de octubre bajo el lema 'Catalanidad es hispanidad'.

La Falange, Nudo Patriota Español, Alianza Nacional y Movimiento Católico Español, las formaciones que conforman La España en Marcha, tienen planeado manifestarse también el próximo 11 de Septiembre en Madrid y en Barcelona contra lo que ellos consideran una 'falsificación de la historia por parte de los separatistas'. Por el momento esas concentraciones no han sido autorizadas.

Los carteles que Alianza Nacional están utilizando para convocar este acto incluyen una cita de Rafael Casanova que reza 'llamo a los hijos de la patria a derramar su sangre por la libertad de toda España'.

En declaraciones a Público, un miembro de La España en Marcha ha negado que esto sea un llamamiento a la violencia. 'No vamos a ir con palos a la persecución de separatistas ni a poner bombas. Somos un partido político, no una tribu urbana'.

En caso de que el 9 de noviembre se produzca la consulta, las medidas de este conglomerado de fuerzas de ultraderecha se limitarían a 'emprender acciones legales y organizar algún tipo de protesta más significativa'.

Se espera que al acto acudan entre 100 y 150 personas, con lo que recaudarían cerca de 3.000 euros para pagar parte del transporte de los manifestantes de Madrid a Barcelona.

Más noticias en Política y Sociedad