Público
Público

La ministra de Igualdad: "No me gusta ningún velo"

Aído es la voz discordante del Gobierno contra el hiyab

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Mi posición personal es conocida, no me gusta ningún velo', afirmó hoy la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, en declaraciones a los medios de comunicación en los pasillos del Congreso de los Diputados. Aído se reafirmaba así en una posición que ya fijó en junio de 2008 durante una jornada parlamentaria organizada por el PSOE sobre las mujeres en la Alianza de Civilizaciones. En ese momento, la ministra se mostró en contra de que 'en España, los hombres árabes vayan vestidos al modo occidental mientras ellas llevan vestidos largos y pañuelos'.

Sobre el caso Najwa en concreto, la titular de Igualdad pidió que 'no se alienten polémicas que no conducen a ninguna parte'. 'Este debate tiene una enorme complejidad y requiere ser abordado con respeto, con rigor, con sentido de la responsabilidad, y huyendo de oportunismos y demagogias, que es probablemente lo que se está haciendo en este momento', recalcó. No fue el único miembro del Gobierno que hoy habló sobre la polémica del hiyab, aunque sí fue la única voz discordante.

La ministra se mostró en contra de que 'en España, los hombres árabes vayan vestidos al modo occidental mientras ellas llevan vestidos largos y pañuelos' 

La titular de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, opinó que llevar el hiyab 'no molesta a nadie'. 'No convirtamos en un problema lo que no es. Llevar un pañuelo no es cubrirse la cara, no puede atentar contra la dignidad de la persona que lo lleva ni contra el resto de personas con las que convive. Es una polémica que no tiene mucho sentido', señaló Jiménez.

El titular de Justicia, Francisco Caamaño, confía en que el asunto se arregle pronto porque la sociedad española 'es muy tolerante'. Apeló 'a la tolerancia y al sentido común'. Y el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, volvió a incidir en que, a su juicio, tiene que prevalecer siempre 'el derecho a la escolarización' de los menores.

Al margen de las opiniones, el Gobierno central no puede intervenir en esta polémica porque las competencias educativas están transferidas a las comunidades autónomas y Madrid, además, ha dado plena potestad a los consejos escolares de los centros educativos para que establezcan sus normas y las hagan cumplir. Pese a ello, Carlos López, del sector de Enseñanza de UGT, aconsejó al Ministerio de Educación que elabore 'recomendaciones o indicaciones sobre interculturalidad y tolerancia a nivel nacional'.

Trinidad Jiménez opina que llevar el hiyab 'no molesta a nadie' 

En esta misma línea de ver qué compete a quién, el vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, aseguró que si bien 'los centros educativos tienen mucho que decir' sobre el uso del velo en las aulas, los gobiernos autonómicos 'también tienen la responsabilidad de establecer normas claras'.

Mohamed Azahaf, portavoz del grupo árabe del PSOE, criticó que la Comunidad de Madrid esté 'atacando a Najwa en vez de apoyarla'. 'El Gobierno regional debería estar pendiente de la escolarización de la chica, en vez de criticarla', denunció. Desde IU, la responsable de Educación, Loles Dolz, criticó el hecho de que a Najwa no la dejen entrar en clase con el hiyab 'mientras en la clase de al lado se adoctrina dando clases de religión [católica]'. La decisión del centro de vetar a la menor contó, por un lado, con el apoyo de algunas asociaciones de padres católicos, y por el otro, también del Movimiento Laico Progresista, organización que apeló al tiempo a la urgencia de 'legislar desde una perspectiva laica y eliminar los privilegios de la Iglesia católica'.

Más noticias en Política y Sociedad