Público
Público

La mujer en la Policía Local, un largo camino para alcanzar puestos de mando

Las mujeres participantes en II Encuentro de Policías Locales de Extremadura ponen de manifesto la necesidad de demostrar que su trabajo vale igual que el de cualquier hombre. De los 145 agentes de la Policía Local de Cáceres, tan solo 22 son mujeres.

3 mujeres policías durante el II Encuentro de Policías Locales de Cáceres.EUROPA PRESS

Isabel Valdés (EFE)

Desde que en 1970 entrase la primera promoción de mujeres en la Policía Local con un uniforme que tenía una falda casi hasta los tobillos, que ellas llamaban "teresiana", hasta el traje de pantalón, ha habido muchos avances, pero aún les queda camino por recorrer, como ocupar más puestos de mando.

Así se ha puesto de manifiesto en el II Encuentro de Policías Locales de Extremadura, que se ha celebrado este viernes en Cáceres, en el que han participado unas 60 agentes de distintos puntos de la región y otras comunidades autónomas, y que ha contado con testimonios como el de la primera policía local de España, Delfina Tapia.

Tapia (Villar del Río, Córdoba, 1948) ha narrado antes del encuentro lo "difícil" que fue para ella con 22 años entrar en un cuerpo en el que sólo había hombres.

El impacto de llegar a la Policía Local de Córdoba fue tal que sus compañeros les "mandaban a fregar platos y coser calcetines" y los ciudadanos pensaban que eran "azafatas".

En alguna ocasión, incluso, le llegaron a decir que hasta que no les denunciase "no se creerían que de verdad era una policía local".

Pero Tapia y sus nueve compañeras de promoción tenían claro que deberían de empezar desde abajo para hacerse respetar en su profesión y demostrar que su trabajo valía igual que el de cualquier hombre.

Como anécdota ha contado cómo antes de tomar posesión del cargo se reunieron en una casa para cortar las faldas.

"Estábamos en pleno apogeo de la minifalda y con 20 años que teníamos nos obligaban a llevar unas faldas teresianas horribles", ha recordado.

El paso a llevar pantalón como los hombres quizá parezca sólo un gesto, ha apuntado, pero para la mujer fue importante.

Pero lo que más le preocupa ahora a esta policía ya retirada es que "la sociedad y algunos compañeros siguen siendo igual de machistas" que cuando empezó.

Para Tapia, "la sociedad está viviendo un retroceso y las nuevas promociones vuelven a ser tan machistas como antes y en combatir eso nos tenemos que centrar".

Por su parte, la única subinspectora de la Policía Local de Cáceres, Isabel Mendoza, ha indicado que las jornadas surgieron por la necesidad de intercambiar experiencias sobre "Las mujeres en profesiones mayoritariamente de hombres", como se denomina el foro.

Su experiencia es que "al principio fue muy duro y poco a poco fue a mejor, aunque quedan muchos matices que mejorar", ha advertido.

Entre esos matices, ha señalado, está que la mujer empiece a ocupar puestos de responsabilidad, puesto que "está demostrado que podemos realizar el trabajo de la misma forma".

Incluso, ha advertido, "hay personas que en caso como violencia de género o delitos de menores solicitan que sean atendidos por una mujer policía".

De los 145 agentes de la Policía Local de Cáceres, 22 son mujeres.

Entre los ponentes ha estado la presidenta de la Audiencia Provincial de Cáceres, María Félix Tena, la primera mujer en ocupar este cargo.

El encuentro ha sido inaugurado por la alcaldesa de Cáceres, Elena Nevado, quien ha destacado la importancia de poner en valor el papel de la mujer en las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

"Hace unos años no era habitual ver a una mujer de uniforme y hoy ya estamos trabajando, pero aún así hay que seguir trabajando por la integración plena", ha concluido. EFE

Más noticias