Estás leyendo: Rajoy no sabe lo que vota

Público
Público

Rajoy no sabe lo que vota

Niega el apoyo que el PP dio a la Ley Antitabaco

MIGUEL Á. MARFULL

'Estamos ante el principal problema de salud pública de España (...) Este grupo entiende que estamos ante una intervención legislativa plenamente justificada'. El portavoz adjunto del Grupo Popular en el Congreso, Santiago Cervera, defendió con esta rotundidad la Ley Antitabaco en su último debate en la Cámara, antes de ser aprobada definitivamente el pasado 21 de diciembre.

De esta forma, el Diario de Sesiones del Congreso da mejor cuenta del apoyo del PP a la iniciativa que la memoria que acredita su presidente, Mariano Rajoy, apenas un mes después de la última votación del texto que proscribe el consumo de tabaco en todos los espacios públicos.

'Nosotros no hemos votado la Ley Antitabaco. Creo que nuestra posición fue de abstención', aseguró ayer, entrevistado en el programa En días como hoy, de Radio Nacional de España. Las palabras, como el humo, se las lleva el viento, pero las intervenciones parlamentarias permanecen.

La iniciativa llegó al Congreso en junio de 2010, pactada por PSOE, IU-ICV y ERC, y el PP votó en ese momento a favor de su admisión a trámite. No hubo, de hecho, ningún voto en contra. El grupo conservador acompañó con su apoyo entonces al texto que resbala ahora en la memoria de Rajoy. En octubre, el PP votó a favor del dictamen de la ley en la Comisión de Sanidad del Congreso que, con competencia legislativa plena, firmó su pasaporte para el Senado. Allí, los conservadores introdujeron como única modificación dos enmiendas pactadas con CiU.

Una pretendía habilitar espacios de fumadores en locales de juego, bingos y casinos, sin acceso a menores. La otra proponía compensar a los establecimientos que invirtieron para separar espacios de fumadores y vetados al humo tras la aprobación de la Ley Antitabaco de 2006, que 'se quedaba corta', según defendió el PP en el Congreso cuatro años después.

El PSOE le acusa de 'mentir' para 'mendigar el voto de tres fumadores'

'Lo que no se puede es hacer una ley y luego modificarla al cabo de un cierto tiempo', sostuvo sin embargo Rajoy en RNE alejado de los argumentos que él mismo avaló con su voto en la aprobación definitiva de la ley. 'Estamos defendiendo muchas libertades: la del no fumador que no quiere ser contaminado por el humo y la del fumador que quiere dejar de serlo', argumentó ese día el PP.

'Fumar no es bueno', recordó ayer Rajoy. Perjudica la salud propia y ajena, habida cuenta de que el líder del PP es un consumidor habitual de puros, hábito que choca con el consejo con el que concluyó ayer su diatriba contra la Ley Antitabaco: 'El que pueda no fumar, sobre todo los chavales, que lo haga'.

Por si hubiera alguna duda, la ministra de Sanidad, Leire Pajín, lo dejó claro ayer en el Senado. 'En la votación final [el 21 de diciembre], estuvieron a favor de la ley prácticamente todos los grupos', recordó en su comparecencia en la Cámara Alta, informa Vanessa Pi. De hecho, durante la tramitación parlamentaria, el caballo de batalla del PP fue su enmienda para que los bares pudieran tener cubículos cerrados para fumadores. Pero esta medida se tumbó en el pleno de la Cámara Alta. En la última votación, ya en el Congreso, el PP votó con el PSOE. Sólo se abstuvo en un punto: beneficiar fiscalmente a los locales que hicieron reformas para adecuarse a la Ley Antitabaco de 2006. De haber votado a favor, habría salido adelante.

La responsable de bienestar social del PSOE, Marisol Pérez, lamentó ayer que 'Rajoy juegue sucio e intente avivar cualquier descontento, por minoritario que sea' ante esta cuestión. 'No entiendo a qué viene ahora decir lo que no es verdad', señaló.

'¿Si llega al Gobierno la derogará?' fue la pregunta que dio pie a la desmemoria de Rajoy. 'Si llega, y si lo hace, veremos qué le dice la inmensa mayoría de la población y la totalidad del colectivo sanitario', retó a Mariano Rajoy Pilar Grande, ponente socialista en la elaboración de la ley.

Más noticias