Público
Público

Acuerdo entre Israel y los presos palestinos para el fin de la huelga de hambre

No será renovado el encarcelamiento a los reos sin cargos, se dejará de aislar a los presos y se permitirá a sus familiares visitarles en prisión

EFE

Israel y los presos palestinos han llegado a un acuerdo para poner fin a la huelga de hambre que entre 1.500 y 2.500 reclusos llevan a cabo desde hace semanas, informó Qadura Fares, presidente del Club de Prisioneros en Cisjordania.

'Se ha llegado a un acuerdo y los detalles se darán a conocer en las próxima horas en una rueda de prensa', dijo Fares, que declinó revelar el más mínimo detalle de su contenido.

Desde Gaza, otras fuentes próximas a los presos palestinos declararon que el pacto, del que ya había rumores desde primera hora del día, ha sido logrado con la mediación de Egipto. El acuerdo se fija en tres puntos principales: el primero, que no sean renovados los períodos de encarcelamiento de los presos que cumplen detención administrativa, es decir, que no han sido juzgados ni tienen cargos en su contra. El segundo, que el Servicio Israelí de Prisiones ponga fin a la política de aislar a los presos y el tercero que los familiares de reos de Gaza puedan visitarles, señalaron las fuentes, que pidieron no ser identificadas.

La protesta, que han seguido entre 1.500 presos (según fuentes israelíes) y 2.500 (según organizaciones palestinas de presos), comenzó el 17 de abril.

Mañana, los palestinos recuerdan el depojo de su pueblo por parte de Israel

La medida de protesta la iniciaron, sin embargo, un grupo de presos que llevan cerca de dos meses y medio en huelga de hambre, lo que ha llevado a su salud a un punto crítico. Es el caso de Zaer Halahle y Bilal Diab, que llevaban 77 días sin comer; Hasan Safadi, 71 días de ayuno, Omar Abu Shalal, 69 días, Mohamad Taj, 58 días, Jaafar Ezadin, 54 días, y Mohamad Al-Sarsik, 57 días.

El acuerdo ha sido confirmado también por el movimiento islamista Hamás, que en un escueto comunicado a los medios notifica la firma del documento, mientras que la agencia oficial palestina Wafa agrega que ha sido rubricado en la prisión de Ashkelón, al norte de Gaza.

Algunos de los presos llevan hasta 77 días sin comer  Varios diarios israelíes informaron este lunes de que el Gobierno del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, no estaba interesado en que la huelga llegara al 15 de mayo, día en el que los palestinos conmemoran la Nakba o Catástrofe. En esta jornada los palestinos recuerdan el despojo y el exilio que supuso para ellos la creación del Estado de Israel en 1948 y suele estar cargada de tensión.

Los servicios de seguridad y el Ejército estaban por ello en estado de máxima de alerta por temor a que la fusión de los dos temas más sensibles en la vida de los palestinos -los presos y la Nakba- se convirtiesen mañana en una mezcla explosiva.

Más noticias de Internacional