Público
Público

Amazon, última víctima empresarial de Trump en Twitter

Al mandatario también le irrita la dura cobertura que hace de sus políticas el diario 'Washington Post', propiedad del  dueño del gigante del comercio online

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3

Donald Trump responde preguntas sobre su reacción a la violencia de grupos de extrema derecha en Charlottesville REUTERS/Kevin Lamarque

El presidente estadounidense Donald Trump ha vuelto a criticar a Amazon.com este miércoles en Twitter, acusando sin pruebas a la multinacional de dañar a las localidades estadounidenses y causar pérdidas de empleos.

"Amazon está haciendo un gran daño a los vendedores que pagan impuestos. Pueblos, ciudades y estados de todo EEUU están viéndose perjudicados, ¡muchos empleos se están perdiendo!", afirmaba el presidente estadounidense a través de su cuenta personal en Twitter.

A pesar del ataque presidencial, la cotización de las acciones de Amazon parecía inmune en Wall Street, donde registraban una ligera bajada del 0,12%, hasta 982 dólares, tras haber llegado a caer un 1%.

El pasado 1 de abril, Amazon comenzó a recaudar impuestos estatales por los productos que vende directamente, con la excepción de cinco estados que no cobran tasas por la venta de bienes: Alaska, Oregón, Montana, Delaware y Nuevo Hampshire. No obstante, la nueva política de Amazon no se aplica obligatoriamente a los vendedores independientes que comercian a través de la plataforma digital, lo que les concede una ventaja sobre los comercios minoristas con sede física.

Ésta no es la primera vez que Trump ataca a Amazon, ya que en junio pasado acusó al gigante mayorista de "no pagar impuestos" por sus ventas a través de Internet. Al mandatario también le irrita la dura cobertura que hace de sus políticas el diario Washington Post, propiedad del presidente de Amazon, Jeff Bezos, y sus tuits críticos con el rotativo capitalino suelen llevar delante el nombre de la firma de comercio electrónico.

"¡El #AmazonWashingtonPost, a veces citado como el guardián para que Amazon no pague impuestos por Internet (como deberían) solo da NOTICIAS FALSAS!", tuiteó Trump a finales de junio.

Ataques a empresas

Amazon ha sido la última víctima empresarial del presidente, pero no la única. El diciembre de 2016, siendo ya presidente electo, pero sin haber entrado en la Casa Blanca, Trump criticó en Twitter a la compañía aeronáutica estadounidense Boeing, encargada de la construcción de un nuevo avión presidencial Air Force One, por cobrar un precio que consideraba excesivo. "Boeing está construyendo un Air Force One 747 nuevo para los futuros presidentes, pero el coste es muy alto, más de 4.000 millones de dólares. ¡Anulad el encargo!", exigió el presidente en su cuenta personal de Twitter.

La Casa Blanca desmintió la cifra horas después, asegurando que la partida presupuestada para el avión es de de 2.870 millones de dólares, pero esto no impidió que las acciones de la empresa constructora cayeran en bolsa.

Las críticas a Amazon se producen en medio de las críticas de destacados empresarios a la tibia reacción del presidente estadounidense ante los incidentes racistas en la localidad de Charlottesville del pasado fin de semana.