Público
Público

Eurocámara La antiabortista Roberta Metsola, elegida presidenta del Parlamento Europeo con el apoyo de socialistas y liberales

La conservadora maltesa ha logrado una cómoda mayoría de 458 votos a favor del total de 616 válidos en la ronda secreta de votación aunque los socialdemócratas anunciaron su apoyo tras un acuerdo con liberales y conservadores.

La presidenta en funciones del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, pronuncia un discurso en el Parlamento Europeo en Estrasburgo
La presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, pronuncia un discurso en el Parlamento Europeo en Estrasburgo. JULIEN WARNAND / EFE

La eurodiputada popular maltesa Roberta Metsola ha sido elegida presidenta del Parlamento Europeo, después de que el Partido Popular Europeo lograra el apoyo para su candidata de los Socialistas y Demócratas (S&D) y de los Liberales europeos (RE), lo que le convierte en la tercera mujer en presidir esta institución en su historia.

 Metsola, de 43 años, ha alcanzado la mayoría absoluta necesaria para hacerse con el cargo en primera vuelta, con 458 votos, mientras que la sueca de Los Verdes Alice Bah Kuhnke obtuvo 101 y la española de la Izquierda Sira Rego, 57.

Metsola sucede en el cargo al socialdemócrata italiano David Sassoli, fallecido el pasado martes a los 65 años, y tiene un mandato para los próximos dos años y medio, hasta que concluya la legislatura y se celebren de nuevo elecciones a la Eurocámara.

La maltesa, a quien los eurodiputados cantaron el cumpleaños feliz al conocerse el resultado, superó holgadamente la mayoría necesaria de 309 votos para hacerse con el cargo en una votación en la que participaron 690 eurodiputados. 74 votos fueron en blanco o nulos, por lo que se consideraron válidos 618.

Con sus 43 años cumplidos este mismo martes, Metsola es además la persona más joven en presidir una institución comunitaria y la primera líder de uno de los organismos principales de la Unión Europea en proceder de Malta, el país más pequeño del club comunitario con algo más de medio millón de habitantes.

Su candidatura ha obtenido el respaldo público de, además de su propia familia política, los socialdemócratas y liberales, que no revelaron su apoyo hasta la tarde de este lunes a la espera de cerrar un acuerdo a tres sobre las prioridades para lo que resta de legislatura y un nuevo reparto de vicepresidencias (previsiblemente dos más para los socialdemócratas y una más para los liberales).

Críticas por su postura contra el aborto

Esta mayoría ha sido similar a la que en 2019 aupó a Sassoli a la presidencia de la Eurocámara y a la presidencia de la Comisión a la alemana Ursula von der Leyen. En su primer discurso ante el hemiciclo para presentar sus prioridades, la maltesa afirmó que el presidente del Parlamento debe ser "un constructor de consensos, que escuche, que pueda acercar las diferencias y sostener el centro" y afirmó que esta institución no debe "tener miedo de las reformas" para ser más moderna y eficiente.

En esta presentación, en la que afirmó que la lucha por la igualdad de género "no puede ser únicamente estética", su postura contraria al aborto en diferentes votos parlamentarios recibió la crítica velada de las otras dos candidatas a la presidencia, Alice Bah Kuhnke (Verdes) y Sira Rego (Izquierda), que defendieron los derechos de las mujeres en cuanto a salud reproductiva y pidieron no retroceder en este aspecto.

Más noticias de Internacional