Público
Público

La atleta bielorrusa Tsimanouskaya llega a Polonia, país que le concedió el visado humanitario

La velocista, que participó en los Juegos Olímpicos de Tokio, hace escala en Viena por razones de seguridad. 

La velocista bielorrusa Krystsina Tsimanouskaya que se refugió en la embajada de Polonia en Tokio, llega para tomar un vuelo a Viena en el Aeropuerto Internacional de Narita en Narita, al este de Tokio, Japón 4 de agosto de 2021
La velocista bielorrusa Krystsina Tsimanouskaya que se refugió en la embajada de Polonia en Tokio, llega escoltada para tomar un vuelo a Viena en el Aeropuerto Internacional de Narita en Narita, al este de Tokio, Japón 4 de agosto de 2021. Issei Kato / Reuters

La atleta bielorrusa Krystsina Tsimanouskaya ha llegado finalmente a Varsovia después de que el Gobierno de Polonia le concediera el asilo humanitario por las amenazas recibidas de Bielorrusia mientras competía en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Tsimanouskaya, de 24 años, viajó a Varsovia en un vuelo regular de la aerolínea polaca LOT procedente de Viena, donde había hecho escala durante unas horas, procedente de Japón. Se espera que en Varsovia se reúna con su esposo Arseny Zdanevich, al que Polonia asimismo ha brindado asilo.

Refugiada política

Tsimanouskaya pidió protección a la Policía del aeropuerto tokiota de Haneda el pasado lunes cuando, según su versión, el comité bielorruso trataba de hacerla regresar a la fuerza a su país en lo que ella consideró un "secuestro". Desde entonces se encontraba refugiada en la Embajada de Polonia en Japón.

Tsimanouskaya, de 24 años, iba a competir el lunes en la prueba de 200 metros lisos femeninos

Polonia, que apoya a refugiados políticos bielorrusos y a la oposición democrática contra el régimen de Aleksander Lukashenko, fue el primero en ofrecerse a recibir a la atleta olímpica, mientras que el Comité Olímpico Internacional ha abierto una investigación para esclarecer el caso.

Los medios nipones informaron de que la deportista se había dirigido en la mañana de este miércoles al aeropuerto de Narita (Tokio) para embarcar en un vuelo hacia Polonia.

La atleta, que se ha distinguido por apoyar las protestas contra el régimen de Lukashenko y estar en contacto con la disidencia democrática de su país, temía sufrir represalias al regresar a Bielorrusia, según explicó en vídeos y mensajes difundidos por las redes sociales.

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, ha imputado a Bielorussia un "intento criminal de secuestro" de la velocista.

La velocista tenía previsto participar en la carrera de 200 metros del pasado lunes, pero tras quejarse de haber sido obligada por Minsk a competir en otra carrera, el pasado jueves fue acusada de carecer de "espíritu de equipo" y de haber perdido el "equilibrio psicológico y emocional", en la televisión pública de su país, según informa EFE.

La deportista presentó el mismo lunes una solicitud urgente de medidas cautelares al Tribunal de Arbitaje Deportivo (TAS) para que anulase la decisión de su comité de no dejarla participar en la prueba clasificatoria de los 200 metros, que fue desestimada porque "la atleta no pudo probar su caso" para obtener la aplicación de dichas medidas, según ese organismo.

El caso del periodista Roman Protasevich 

El incidente se produce en un momento de atención internacional sobre Bielorrusia, donde la policía ha reprimido la disidencia tras una ola de protestas desencadenada por unas elecciones del año pasado que, según la oposición, fueron amañadas para mantener a Lukashenko en el poder.

El periodista fue detenido cuando el avión aterrizó en la capital bielorrusa

Hace tan solo unos meses, el vuelo de Ryanair con el que el periodista Roman Protasevich se dirigía a Lituania, fue custiodado por un caza bielorruso obligando al avión a aterrizar por una falsa amenaza de bomba.

El avión que tomó Protasevich, que es un joven bloguero de 26 años que llevaba exiliado en Lituania desde 2019, cruzó el espacio aéreo bielorruso y esto sirvió al presidente Lukashenko para desviarlo al aeropuerto de Minsk. 
El gobierno de Bielorrusia le buscaba por organizar disturbios masivos e "incitar al odio social". 

Además este martes un activista bielorruso exiliado en Ucrania, Vitaly Shishov, fue encontrado ahorcado en un parque cercano a su casa en Kiev a primera hora del día. Dirigía una organización que ayuda a los bielorrusos que huyen de la persecución, según Reuters. La policía ucraniana ha iniciado una investigación por asesinato. 

Más noticias de Internacional