Público
Público

Berta Cáceres Comienza el juicio por el asesinato de la activista hondureña Berta Cáceres

La activista indígena se convirtió en un símbolo de lucha por lo derechos del pueblo Lenca y encabezó las principales acciones en defensa de los recursos naturales de su país.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3

Imagen de archivo de una manifestación ante la embajada hondureña en Nicaragua en 2017. EFE/Jorge Torres

Comienza este lunes en Honduras el juicio contra los ocho acusados de la muerte de la ambientalista Berta Cáceresasesinada por dos sicarios en marzo de 2016. La vista oral tendrá lugar en la Corte Suprema de Justicia, en la capital del país, Tegucigalpa.

La activista indígena, que había denunciado amenazas de muerte, se convirtió en un símbolo de lucha por lo derechos del pueblo Lenca —una de las mayores etnias indígenas de Honduras— y encabezó las principales acciones en defensa de los recursos naturales de su país.

Junto con otros miembros del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), Berta luchaba contra el proyecto hidroeléctrico de Agua Zarca y el impacto que tendría en el territorio del pueblo indígena lenca. La Fiscalía General de Honduras presentó cargos contra ocho personas por el asesinato de Cáceres, algunas de ellas vinculadas a Desarrollos Energéticos S. A. (DESA) —la empresa encargada de la construcción de la represa de Agua Zarca— y otras relacionadas con las fuerzas armadas.

Amnistía Internacional seguirá en calidad de observador el juicio. "Es fundamental que las autoridades hondureñas garanticen que en este juicio se cumplen las normas internacionales de justicia procesal y que la justicia prevalece en uno de los crímenes más emblemáticos de la historia reciente de la nación", ha manifestado Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, según recoge un comunicado de la organización.

La misión de observación, recuerdan, tiene por objeto "supervisar el cumplimiento por las autoridades de las salvaguardias de justicia procesal para garantizar que todos los responsables de la muerte de Berta Cáceres responden ante la justicia".

En este sentido, la organización ha expresado en múltiples ocasiones su grave preocupación por las "graves deficiencias" de las que adolece la investigación del asesinato por parte de las autoridades hondureñas.