Público
Público

China rompe con EEUU y sanciona a Pelosi por "socavar" su soberanía en Taiwán

Pekín anuncia la suspensión de la cooperación en materias clave como la judicial, cambio climático y en algunos mecanismos de seguridad. Acusa a la representante estadounidense de "interferir en los asuntos internos de China" y "amenazar la paz y la estabilidad en el Estrecho de Taiwán"

03/08/2022 La presidenta de la Cámara de Representantes de EE. UU., Nancy Pelosi (izq.), y la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen (dcha.), a 3 de agosto de 2022, en Taiwán.
La presidenta de la Cámara de Representantes de EE. UU., Nancy Pelosi (izq.), y la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen (dcha.), a 3 de agosto de 2022, en Taiwán. Taiwan Presidential Palace / dpa / Europa Press

China ha dado otro paso más en la escalada de tensión con Estados Unidos a costa de la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi, a Taiwán. Este viernes, la Cancillería china ha anunciado sanciones a Pelosi y sus familiares directos por "hacer caso omiso de la preocupación y la firme oposición" de China a su viaje a Taiwán y por "socavar la soberanía y la integridad territorial" del país asiático.

Al mismo tiempo, Pekín ha anunciado una ruptura con Washington en varios aspectos clave con ocho medidas en represalia a este apoyo estadounidense a Taiwán, entre ellas la suspensión de la cooperación en materias como la judicial, la de cambio climático y en algunos mecanismos de seguridad. Queda en suspenso la cooperación en la repatriación de inmigrantes ilegales, la asistencia judicial penal y la lucha contra delitos transnacionales.

La decisión llega el día después de que Pekín iniciara las mayores maniobras militares con fuego real de la historia en las inmediaciones de esta isla autónoma, a la que considera separatista y rebelde desde la guerra civil que concluyó en 1949 con la fundación de la República Popular China.

Las maniobras de Pekín han aislado parcialmente al país y seguirán en marcha al menos hasta el domingo, con quejas incluidas del vecino Japón —que también mantiene históricas disputas territoriales con Pekín—, que el jueves denunció el impacto de varios misiles balísticos chinos en aguas de su Zona Económica Exclusiva.

La escalada supone un terremoto para el Sudeste Asiático , cuya Asociación de Naciones (ASEAN) se reunió el jueves en Camboya. Con la situación en Myanmar tras el golpe militar del pasado año como tema central, la AESAN abordó la disputa entre China y EEUU de urgencia para ofrecerse a facilitar el diálogo entre los Estados implicados y que cesen todo tipo de provocaciones. Consideran que la situación puede derivar en "errores de cálculo, graves enfrentamientos, conflictos abiertos y consecuencias imprevisibles entre las principales potencias" del mundo.

China no ha dado detalles específicos sobre las sanciones impuestas a la alta representante estadounidense, pero acusó a Pelosi de "interferir en los asuntos internos de China" y "amenazar la paz y la estabilidad en el Estrecho de Taiwán" después de que EEUU hiciera caso omiso de las advertencias chinas, que había protestado enérgicamente desde que se conoció el viaje oficial.

Para Pekín, esta visita supone una "farsa" y "traición deplorable", ya que reclama la soberanía de la isla desde que los nacionalistas del Kuomintang se replegaron allí en 1949, tras perder la guerra civil contra los comunistas de Mao.

EEUU llama a consultas al embajador chino

Antes de conocerse la respuesta diplomática china, la Casa Blanca había convocado el jueves al embajador de Pekín en Washington, Qin Gang, para condenar las medidas "de provocación" contra Taiwán y reiterar que Estados Unidos no quiere una crisis en la región, según informes de prensa.

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby, aseguró en una declaración publicada por The Washington Post que la convocatoria del diplomático llegó tras el comienzo de las maniobras militares. Washington trasladó al embajador chino que mantiene su política de reconocimiento de "una sola China" y su intención de mantener abiertas todas las líneas diplomáticas de comunicación. Un mensaje que el presidente chino, Xi Jinping, no parece haber encontrado coherente con las posiciones americanas recientes.

Más noticias de Internacional