Público
Público

Comisión Europea Así es Von der Leyen, primera mujer al frente de la Comisión Europea

Tras tres días de negociaciones maratonianas, Von der Leyen, una desconocida en Bruselas, ha sido la nominada por los Veintiocho para el puesto comunitario más codiciado.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ursula von der Leyen, nueva presidenta de la Comisión Europea. REUTERS/Michael Kappeler

Ursula von der Leyen (8 de octubre de 1958, Ixelles, Bélgica) será la primera mujer al frente de la Comisión Europea, salvo que la Eurocámara dé una sorpresa mayúscula y no la acepte en su votación en dos semanas. Von der Leyen, médico especializada en ginecología, y actual ministra de Defensa germana, es una desconocida en los pasillos de Bruselas, pero su nombre ya sonó en Alemania para suceder a Angela Merkel al frente del país en 2010.

La conservadora Von der Leyen ha estado en los gobiernos de Merkel desde que esta accedió a la cancillería en 2005. Ha ocupado las carteras de Asuntos Familiares, Ancianos, Mujeres y Juventud (2005-2009), Trabajo y Asuntos Sociales (2009-2013), además del actual ministerio de Defensa, que lidera desde diciembre de 2013.

Como ministra, promovió la introducción de cuotas para mujeres en posiciones de alto nivel en empresas, impulsó la creación de un permiso de paternidad y creó medidas para facilitar el acceso a guarderías a parejas jóvenes con hijos. A diferencia de Merkel, también votó a favor del matrimonio homosexual, que se introdujo en Alemania en 2017.

En 2015 fue acusada de exagerar en su currículum algunos datos de su estancia en la Universidad de Stanford

Además de hablar alemán, tiene un excelente nivel de inglés, ya que vivió en California durante cuatro años, y se comunica perfectamente en francés, al haber residido en Bruselas hasta los 14. Su francofonía le ha garantizado el apoyo del presidente francés, Emmanuel Macron, que lo destacaba como uno de los rasgos determinantes para que los 28 líderes de los países de la UE le dieran su apoyo tras las negociaciones maratonianas de las últimas semanas.

Tampoco es baladí su experiencia al frente del ministerio de Defensa. Con la idea de la creación de algún tipo de ejército europeo cada vez más extendida en algunas capitales, además del reciente aumento de fondos a la policía de fronteras común, colocar a una partidaria de los ‘Estados Unidos de Europa’, y con su experiencia, es toda una declaración de intenciones.

Su vida política no ha estado exenta de polémicas. La alemana ha estado bajo sospechas de plagiar partes de su tesis doctoral en Medicina, que presentó en 1990. La dirección de la Escuela de Medicina de Hanover la libró de culpa en 2016, arguyendo que, aunque sí había algunos pasajes sin las citas necesarias, Von der Leyen no tenía intención de cometer fraude. La organización VroniPlag le acusaba de tener “elementos de plagio” en 27 de las 62 páginas de su trabajo.

En 2015, también fue acusada de exagerar en su currículum algunos datos de su estancia en la Universidad de Stanford, en Estados Unidos.

En la última controversia que la ha perseguido, el ministerio de Defensa que von der Leyen lidera está bajo investigación por otorgar contratos multimillonarios a consultores externos gracias a contactos personales. Von der Leyen reconoció que había habido irregularidades que no deberían ocurrir.

Aunque se afilió a la Unión Democrática Cristiana (CDU, por sus siglas en alemán) en 1990, no ocupó ningún cargo político hasta 2003, cuando fue ministra regional de Asuntos Sociales en Baja Sajonia, un ‘land’ al norte de Alemania.

Una vida ligada a Bruselas

Von der Leyen no siempre se llamó así. A finales de los 80, estudiaba Economía en Münster, una ciudad al noroeste de Alemania, cuando decidió alejarse del país por miedo a ser objetivo del terrorismo comunista ya que su padre, Ernst Albrecht, era primer ministro del ‘land’ de Baja Sajonia entonces, y lo fue durante quince años, hasta 1990. Se fue a estudiar en la London School of Economics un semestre, donde usó el seudónimo de Rose Ladson.

Tras volver a Alemania, decidió pasarse a la Medicina. En Hanover se convirtió en médico y se graduó como doctora tras ejercer la profesión durante cuatro años. En la universidad conoció a su marido, de quien tomó su apellido y con el que ha tenido siete hijos.

Von der Leyen guarda un estrecho vínculo con Bruselas y las instituciones comunitarias ya que, antes de dedicarse a la política, su padre había sido funcionario de alto nivel en la Comisión Europea, donde llegó a ser director general de competencia hasta 1970. De ahí que su hija naciera en la capital europea, donde asistió a la Escuela Europea, la institución en la que estudian la mayoría de los hijos de los funcionarios comunitarios en Bruselas todavía hoy, con unos métodos de educación especiales, como que cada alumno puede estudiar en su lengua materna.

Ahora, salvo sorpresa, volverá a su Bruselas natal, donde dirigirá el motor de la iniciativa política de la Unión Europea.