Público
Público

Conflicto entre Rusia y Ucrania EEUU y Reino Unido se alinean al advertir a Putin de "serias" sanciones económicas si Rusia invade Ucrania

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y la ministra británica de Exteriores, Liz Truss, señalan las "graves" consecuencias que afectarían a personas concretas, así como instituciones financieras, si se produce una incursión rusa. 

Imagen combinada de Boris Johnson y Joe Biden.
Imagen combinada de Boris Johnson y Joe Biden. Peter Cziborra / Leah Millis / Reuters

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha asegurado que una agresión rusa podría suponer "la mayor invasión desde la Segunda Guerra Mundial" y que "cambiaría el mundo". Además, ha advertido de que habrá "serias consecuencias económicas" para Rusia si lleva a cabo una incursión en territorio ucraniano.

El mandatario estadounidense se ha referido directamente a Vladímir Putin, señalando que Washington está preparado para sancionar directamente al presidente ruso. Algo que los anteriores presidente de EEUU han evitado. Al mismo tiempo, ha añadido que no tiene "intención de desplegar fuerzas estadounidenses o de la OTAN en Ucrania".

EEUU y sus aliados, incluida la Unión Europea y el Reino Unido, han insistido en la vía diplomática, aunque el lunes el Pentágono puso en "alerta elevada" a 8.500 soldados ante un posible despliegue en el este de Europa por la escalada de la tensión con Rusia sobre Ucrania.

Biden recuerda que un ataque a cualquier Estado aliado es un ataque contra todos

Desde el Pentágono, han explicado que el motivo es que el grueso de las tropas estadounidenses se despliegue en países del este de Europa dentro de la Fuerza de Respuesta de la OTAN (NRF, por sus siglas en inglés), por lo que se activarían únicamente si la alianza atlántica lo solicita. Biden reiteró que esa decisión busca mostrar apoyo a los miembros del flanco este de la OTAN, como Rumanía y Polonia, ante las actividades rusas en la zona en virtud del principio de defensa colectiva de la Alianza, que declara que un ataque a cualquier Estado aliado es un ataque contra todos.

El presidente consideró que países como Polonia tienen "razones para estar preocupados por los efectos" que podría tener una invasión de Ucrania, pero hizo hincapié en que los miembros de la Alianza no tienen razón ninguna para preocuparse. Preguntado sobre cuál es la situación actual sobre el terreno, Biden reconoció que hay incertidumbre y que aventurar qué va a ocurrir es como leer "las hojas del té".

Reino Unido, alineado con EEUU, avisa a Rusia

En la dirección de Estados Unidos, la ministra británica de Exteriores, Liz Truss, ha advertido este miércoles a Rusia que si hace una incursión en Ucrania puede enfrentarse a "graves sanciones" por parte del Reino Unido y sus aliados europeos si lo hace. "Estamos pidiendo a Rusia que desista de hacer una incursión y estamos dejando bien claro que, si lo hace, puede haber graves costes económicos para Rusia, graves sanciones", ha alertado.

La ministra indicó que las eventuales sanciones, que se pondrían en marcha en coordinación con otros países, afectarían a personas concretas, así como instituciones financieras. "Ya estamos facilitando apoyo a Ucrania. Estamos facilitando armamento defensivo. Estamos facilitando apoyo económico", ha resaltado la responsable de la diplomacia británica. Truss ha hecho estas declaraciones mientras aumenta la tensión en la frontera entre Rusia y Occidente en torno a Ucrania.

Rusia responde: "No nos quedaremos de brazos cruzados"

Rusia, por su parte, ha advertido de que no se quedará de "brazos cruzados" ante las acciones de Occidente, al que acusó de intentar obtener ventajas unilaterales y de incitar a Ucrania a provocar a Moscú. "No nos quedaremos de brazos cruzados", subrayó el ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, al referirse a las presiones occidentales para lograr una "mayor contención de Rusia", en una intervención en la Duma del Estado, la cámara baja del Parlamento ruso.

Sergei Larov
El Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, da una conferencia de prensa en Ginebra el 21 de enero de 2022. Giovanni GREZZ / AFP

El jefe de la diplomacia rusa ha denunciado que Occidente incremente la presión político-militar sobre Rusia. "Basta ver las maniobras cada vez más provocadoras junto a nuestras fronteras, la atracción a la órbita de la OTAN del régimen de Kiev, los suministros de armas, y cómo lo incitan a efectuar provocaciones directas contra la Federación de Rusia", dijo.

Ha insistido en que Rusia adoptará las "necesarias medidas de respuesta" si no recibe de Occidente una "contestación constructiva" a sus demandas de garantías de seguridad, que el Kremlin espera esta semana. El ministro ha añadido que Moscú no permitirá que se eternice el debate de las propuestas de garantías de seguridad presentadas a Estados Unidos y la OTAN, y espera que cumplan la promesa de responder a estas por escrito.

Más noticias de Internacional