Público
Público

Coronavirus en Italia Italia alcanza los 11.591 fallecidos y se producen 2.000 positivos menos que el domingo

El 58% de los contagiados en el país transalpino se recupera en sus casas, mientras que cerca de 4.000 italianos se encuentran en cuidados intensivos. 

El número de contagios en Italia ha descendido en cerca de 2.000 respecto al registro del día anterior./MOURAD BALTI TOUATI (EFE/EPA)
El número de contagios en Italia ha descendido en cerca de 2.000 respecto al registro del día anterior./MOURAD BALTI TOUATI (EFE/EPA)

Gonzalo Sánchez (efe)

El número de fallecidos en Italia a causa del coronavirus ha alcanzado este lunes los 11.591, al registrarse 812 en las últimas 24 horas, mientras el aumento de los casos de contagios se ha reducido claramente, según los datos difundidos hoy por Protección Civil.

Las personas infectadas actualmente son 75.528, con lo que se han registrado solo 1.648 nuevos positivos. Esto significa que se ha producido un descenso de 2.107 casos si se compara con el conteo del domingo. Este nivel no se había podido lograr desde el 9 de marzo (1.598), cuando el país inició una tendencia al alza.

Desde que el pasado 20 de febrero se detectó el primer caso en Italia, el número total de contagiados es de 101.739 en Italia, de los que 14.620 ya se han curado. De todos los casos positivos actualmente, la mayoría, el 58 %, están recuperándose aislados en sus casas, con síntomas leves o sin síntomas, mientras cerca de 4.000 se encuentran en cuidados intensivos.

"Cae el número de sujetos positivos con un número similar de pruebas realizadas en los últimos días", ha asegurado en rueda de prensa el presidente del Consejo Superior de Sanidad, Franco Locatelli.

La pregunta más repetida en Italia es si se ha alcanzado el pico de inflexión en la gráfica de contagios: "Hay varias hipótesis pero prefiero destacar la ralentización en el crecimiento de los infectados y la presión en los hospitales", atajó Locatelli.

La región de Lombardía, por "el buen camino"

La región de Lombardía (norte), la más afectada del país por el coronavirus, "va por el buen camino" en la lucha contra la pandemia, auguró hoy su gobernador, Attilio Fontana.

"Las indicaciones que me llegan es que vamos por el buen camino, mantenemos esa línea (del gráfico) que ya no sube, que no está aún bajando, pero no está aumentando. Es la cosa positiva que vemos con interés, atención y esperanza", destacó en otra rueda de prensa.

Las cifras del último parte confirman esa tendencia en la región: los contagiados registrados en el último día fueron 1.154, mientras que el domingo fueron 1.592 y el sábado 2.117. Suben sin embargo los muertos, 458 este lunes y el domingo 416, informó el consejero regional de Sanidad, Giulio Gallera.

 Lombardía solo ha sumado dos nuevos pacientes que requieran de cuidados intensivos

Uno de los datos más esperanzadores es que en las últimas 24 horas solo han requerido cuidados intensivos dos nuevos enfermos, hasta un total de 1.328, algo bien recibido por las autoridades debido al temor a un eventual colapso de su red de hospitales.

Esta próspera región ha logrado levantar diversos hospitales de campaña para atajar el colapso de su sistema sanitario y de sus unidades de cuidados intensivos. Uno de ellos está en la Feria de Milán y entrará en funcionamiento al final de la semana.

Por otro lado, en esa ciudad ha quedado prohibida la práctica de autopsias, salvo en casos de homicidio voluntario, para no llenar las morgues, tan necesarias en estos tiempos, según una directiva interna del fiscal Francesco Greco difundida por los medios.

Una prórroga de la restricciones que parece inevitable

Así, Italia afronta la semana con cierta esperanza a la espera del ansiado pico que marque el descenso en la curva de contagios, pero se da por descontado que se alargarán las limitaciones sociales y el confinamiento más allá del 3 de abril fijado inicialmente.

El propio primer ministro, Giuseppe Conte, ha anticipado lo que a todas luces parece inevitable: está "claro" que las escuelas no reabrirán el 6 de abril y la vida normal volverá a Italia de forma gradual y proporcional, para lo que el Gobierno ya valora opciones. Así se lo ha recomendado a Conte su comité científico asesor, según recogen los medios locales, y se espera que la prórroga sea al menos de dos semanas

El presidente del Instituto Superior de Sanidad, Silvio Brusaferro, ha apostado por mantener el cierre del país al menos hasta la fiesta de Pascua, el domingo 12 de abril, y luego se valorará en base a los resultados, en una entrevista al diario "La Repubblica".

La tasa de mortalidad, en duda

Italia es el país europeo con el mayor número de muertos a causa del coronavirus, 11.591 según el último balance provisional. Tal es así que la tasa de mortalidad se sitúa en torno al 10 %, mucho más alto que en el foco de la provincia chin de Wuhan, considerada cuna de la pandemia, del 1,4 %. Pero, ¿son reales estas cifras?

El analista del Instituto para los Estudios de Política Internacional, Matteo Villa, cree que no, pues la tasa de mortalidad se consigue con la división de los muertos entre el número real de contagiados, y esto es lo que falta en Italia y en otros países.

Basta pensar que en Alemania, con una tasa de mortalidad del 0,5 %, se realizan medio millón de pruebas a la semana, prácticamente las mismos practicados en Italia desde que se inició la crisis, a finales del mes de febrero.

Por eso, estima que la tasa de mortalidad "plausible" en su país se sitúa en torno al 1,1 % de los contagiados, lo que significa que solo se ha localizado a uno de cada diez infectados.

Las cifras actuales únicamente "dan una idea de en qué medida un país ha perdido el contacto con la extensión real del contagio", ha opinado en una videoconferencia con la prensa extranjera en Italia. Por eso, insisten los expertos, lo importante ahora es que la gente continúe en sus casas.



Más noticias de Internacional