Público
Público

¿A qué se dedica Donald Trump un año después del asalto al Capitolio?

El expresidente de EEUU mantiene una agenda activa, centrada principalmente en atacar al mandatario Joe Biden y mantener vivos los bulos sobre un supuesto fraude electoral. El día 15 estará de mitin en una localidad de Arizona. 

Donald Trump
El expresidente de EEUU, Donald Trump, en una imagen de archivo. Shannon Stapleton / REUTERS

Donald  Trump está en la carretera. Un año después del asalto al Capitolio, el expresidente de EEUU sigue recorriendo el país para mantener vivo el discurso que sirvió de aliciente a la turba extremista que entró por la fuerza a ese edificio. Las imágenes insólitas de aquel día han quedado grabadas en la memoria colectiva estadounidense. Mientras, las preguntas sobre el papel de Trump en todo aquello siguen sobre la mesa.

Este jueves iba a hablar, pero al final decidió quedarse con las ganas. En su agenda de este 6 de enero figuraba una rueda de prensa que tenía todos los ingredientes necesarios para triunfar en todos los rankings de audiencia. Sin embargo, sus asesores le recomendaron que, al menos en el primer aniversario del asalto al Capitolio, guardara un prudente silencio.

No era Trump de callarse cuando estaba en la Casa Blanca. Tampoco lo es ahora en su retiro dorado en Mar-A-Lago, la mansión trumpista situada en Palm Beach (Florida). A un ritmo considerable para tratarse de un expresidente, desde su oficina de prensa salen cada pocos días declaraciones, comunicados o convocatorias de mítines. El estilo, el tono y los contenidos son los mismos de siempre. Los amigos, también. 

Uno de los últimos agraciados ha sido el primer ministro húngaro Viktor Orban, célebre en Europa y más allá por sus políticas xenófobas. En abril hay elecciones en Hungría, y si Trump pudiese le votaría. "Viktor Orbán ama de verdad a su país y quiere seguridad para su pueblo", escribió el exmandatario estadounidense. También alabó el papel "maravilloso" del primer ministro de Hungría "deteniendo la inmigración ilegal". 

De Biden piensa todo lo contrario. "El gobierno de Biden incluso prohibió el uso de la palabra 'ilegal' para referirse a la inmigración ilegal", dice un documento difundido desde su página web oficial poco antes de que acabara 2021. Allí se acusa al actual presidente demócrata de ser "pro-China" y "Anti-América", un argumento clásico en la retórica trumpista.

De eso y de mucho más hablará Trump el próximo día 15 en Florence, un municipio de 25.000 habitantes situado en el estado de Arizona, al suroeste del país. El mitin forma parte del tour "Save America" –los medios prefirieron bautizarla como "gira de la venganza"– que el exmandatario realiza desde hace ya varios meses y en la que, básicamente, suele argumentar (sin pruebas) que a día de hoy no está en la Casa Blanca porque hubo fraude.

Entre sus seguidores hay quienes llevan banderas con la cara de Trump y el número 2024, presagio o tal vez solo deseo de ver a este político como candidato republicano en las elecciones que se celebrarán en noviembre de ese año. La carrera aún es larga, pero de momento Trump tiene ganas de correr.

Insulte a Biden por 20 dólares

En la tienda online de "Save America", sitio oficial de Trump en internet, no hay banderas de ese tipo, pero sí otro largo listado de productos. Por ejemplo, es posible encontrar carteles con el lema "Let's Go Brandon", popularizado en EEUU como un código que en realidad implica un vulgar insulto a Joe Biden. Si dices "Let's Go Brandon", en realidad estás diciendo "Fuck Joe Biden".  En el shop online de Trump, el cartel en cuestión se puede encontrar por 20 dólares. 

Allí también hay calendarios, tazas, calendarios y hasta postales del expresidente estadounidense felicitando la Navidad. Los más atrevidos pueden incluso llevarlo a su felpudo: "No culpes a esta familia. Nosotros votamos por Donald Trump", dice la alfombrilla. 50 dólares y es toda suya.

¿Dónde estaba el 6 de enero?

En el Congreso de EEUU quieren levantar otras alfombras. En concreto, la de Trump. Se preguntan en la Cámara de Representantes a qué se dedicaba el político conservador hace ahora un año, cuando la turba violenta asaltó el Capitolio y puso en riesgo la institucionalidad de la autoproclamada mayor democracia del mundo. 

Un año después de aquellos hechos –en los que hubo cinco muertos–, una comisión investiga las conexiones del ex jefe de la Casa Blanca con el movimiento insurreccional que, animado entre otros por la secta ultraderechista Qanon, puso en jaque la imagen del país. 

Según difundió hace pocos días la cadena CNN, los miembros de dicha comisión tienen información "de primera mano" sobre lo que Trump hizo aquel del día, sin dar más detalles al respecto.

En ese contexto, el presidente Biden dijo este jueves que su antecesor en el cargo "ha creado y difundido una red de mentiras sobre las elecciones de 2020. Lo ha hecho porque valora más el poder que los principios".  Las mismas mentiras que un 6 de enero de 2021 encendieron a la turba. 

 

Más noticias de Internacional