Público
Público

EEUU Polémica en Nueva York por el brutal arresto de una mujer que llevaba a su bebé en brazos

Un vídeo muestra como varios agentes de la policía y guardias de seguridad forcejean con la joven para quitarle a su hijo de un año antes de arrestarla. La Defensora del Pueblo ha denunciado lo ocurrido y aseguró que "ser pobre no es un crimen".

Captura del vídeo en el que se ve el brutal arresto de una mujer que llevaba a su bebé en brazos. / FACEBOOK

público/ efe

El vídeo de cómo varios agentes de seguridad y agentes de la policía de la ciudad de Nueva York forcejean con una mujer para quitarle a su hijo de un año antes de arrestarla ha desatado la polémica en la ciudad, según informaron varios medios locales.

Jazmine Headley, de 23 años, se encontraba sentada en el suelo de la Oficina de Recursos Humanos del distrito de Brooklyn cuando se acercaron los guardias de seguridad. Había esperado más de dos horas para solicitar una ayuda social, según recoge The New York Times, y tras una discusión verbal llegaron al lugar varios agentes de la Policía de Nueva York. 

En el vídeo, que fue difundido a través de las redes sociales, se puede ver que en un momento del forcejeo, uno de los agentes muestra una pistola táser ante la indignación de las personas que estaban presentes.

Finalmente la joven fue arrestada por resistirse a la detención, "actuar de manera perjudicial para un niño, obstruir la administración gubernamental y entrar en lugar sin autorización", según el periódico El Diario.

El presidente del condado de Brooklyn, Eric Adams, ha solicitado que se retiren los cargos contra Headley, según el canal ABC. Sin embargo, la Fiscalía aseguró que la joven madre no se encuentra detenida por este incidente, sino porque existe una orden judicial del estado de Nueva Jersey.

El fiscal del distrito de Brooklyn, Eric Gonzalez, citado por El Diario, señaló que están intentando comunicarse con el vecino estado de Nueva Jersey para "acelerar su liberación". El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, reaccionó ante lo ocurrido calificándolo de "perturbador".

"Al igual que cualquiera que haya visto el vídeo, tengo muchas preguntas sobre cómo ha sido manejado (el incidente). La policía de Nueva York y la Oficina de Recursos Humanos llegarán hasta el final de lo sucedido", dijo en su página oficial de tuit.

La Defensora del Pueblo de la ciudad de Nueva York, Letitia James, también denunció lo ocurrido y aseguró que "ser pobre no es un crimen". "Las acciones de la policía en el vídeo son espantosas y despreciables", dijo James, citada también por El Diario. Además, pidió la apertura inmediata de una investigación.

Según los medios locales, dos agentes de la Oficina de Recursos Humanos implicados en el arresto han sido "asignados a otros deberes" mientras se investiga lo sucedido.