Público
Público
Únete a nosotros

EEUU y Rusia acuerdan una nueva tregua que sólo afecta a parte de Siria

El alto el fuego durará 24 horas en Damasco y 72 en Latakia. No incluye otras regiones como Alepo, donde en la última semana han muerto más de 200 civiles.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Varias personas se reúnen en el lugar donde se han producido ataques aéreos en el barrio Kalasa de Alepo. - EFE

MADRID.- Rusia y Estados Unidos han negociado un nuevo alto el fuego en Damasco y Latakia, en el norte de Siria, que entrará en vigor en la medianoche del 30 de abril, según ha informado este viernes a la agencia rusa Sputnik una fuente diplomática del Grupo Internacional de Apoyo a Siria.

La iniciativa, apunta la fuente, "es una medida adicional para solucionar los momentos problemáticos que surgen en estos territorios". Otra fuente cercana a las negociaciones precisó a Sputnik que la tregua durará 24 horas en Damasco y 72 en Latakia. Además adelantó que "Rusia notificó al Gobierno sirio sobre este acuerdo alcanzado con los norteamericanos que se hará efectivo desde los primeros minutos del 1 de mayo".

Las partes del conflicto pactaron, con la mediación de Moscú y Washington, un cese de hostilidades que entró en vigor el pasado 27 de febrero. A pesar de la tregua, en la última semana la violencia se ha intensificado, especialmente en Alepo, la segunda ciudad del país donde han muerto más de 200 civiles en los últimos siete días. El alto el fuego no se extiende a los grupos declarados terroristas por la ONU, entre ellos Daesh (Estado Islámico) y Frente al Nusra.

El enviado especial de Naciones Unidas para Siria, Staffan De Mistura, pidió este jueves a Rusia y a Estados Unidos que intervengan para reanudar el estancado diálogo entre Damasco y la oposición y apoyar el frágil alto el fuego. Hasta ahora, Damasco y la oposición no han sido capaces de superar las líneas rojas que se ponen unos a otros para iniciar un diálogo cara a cara. Así, mientras Estados Unidos y la oposición exigen que Asad renuncie a seguir en el futuro sobre la escena política, Rusia y Damasco insisten en que eso lo deberá decidir el pueblo sirio, con lo que dejan la puerta abierta para que el líder sirio se vuelva a presentar a unas elecciones.