Público
Público

covid-19 El emotivo discurso con el que Merkel llama a la responsabilidad en Navidad: "Lo siento de corazón"

"Si el precio a pagar son 590 muertes al día, es inaceptable", ha argumentado la canciller en referencia a las últimas cifras de fallecidos que ha registrado Alemania. 

Ángela Merkel durante la sesión en el Parlamento Alemán.
Ángela Merkel durante la sesión en el Parlamento Alemán. EFE / Hayoung Jeon

Lucía Velázquez

Ángela Merkel, más emocionada de lo que estamos acostumbrada a verla, ha pedido hoy en un discurso al Bundestag (el Parlamento Federal) la responsabilidad de los ciudadanos germanos esta Navidad para evitar más contactos por la covid-19. La canciller alemana ha tenido que aguantar las lagrimas mientras que apelaba a seguir las indicaciones de los científicos para cuidar a los más mayores: "Si terminan siendo las últimas Navidades con nuestros abuelos, habremos hecho algo mal". 

Alemania registró este miércoles su máximo número de muertes con o por covid en 24 horas, con 590, cien más que su tope previo, informó el Instituto Robert Koch (RKI), centro epidemiológico de referencia. Además, el centro comunicó 20.815 nuevos contagios por coronavirus, 3.000 más que el miércoles de la semana pasada, pero por debajo del máximo de 23.648 del pasado 20 de noviembre. "Lo siento de corazón, pero si el precio a pagar son 590 muertes al día, es inaceptable", lamentó la canciller alemana en su discurso tras conocer las cifras.

Merkel: "Los puestos de vinos calientes y de gofres no son compatibles con el acuerdo que hicimos de comprar solo comida para llevar"

 El discurso se hecho viral en cuestión de minutos por la notable emoción con la que pedía prudencia y evitar el máximo contacto con otras personas. La canciller ha recordado que las tradiciones navideñas no son compatibles con la situación que estamos viviendo. "Aunque sé cuanto amor se ha puesto en montar los puestos de vinos calientes y de gofres, esto no es compatible con el acuerdo que hicimos de comprar solo comida para llevar", ha argumentado Merkel.

"El numero de contactos es demasiado alto, la reducción de contactos no es suficiente" ha recordado en referencia con las medidas acordadas en noviembre, unas limitaciones muy parecidas a las que teníamos en España: reuniones de hasta 10 personas sin contar menores y cierre perimetral excepto en los días festivos.

La canciller insta a imponer medidas aún más estrictas en Navidad y ha hecho hincapié en la responsabilidad de los ciudadanos, pidiendo encarecidamente que hagan caso a la Leopoldina, la Academia de Ciencias de Alemania, que ha pedido ajustar las medidas para que se incluya que incluya incluso el cierre los colegios.

España sigue adelante con uno de los planes más laxos de Europa pese a ser uno de los países más afectados por la pandemia

Asimismo, ha querido dar un mensaje de ánimo respecto a las vacunas y ha asegurado que con su llegada "se puede ver la luz al final del tunel". Sin embargo pide paciencia puesto que asegura que los primeros meses de vacunación, en las que se empezará por las personas más vulnerables, no serán suficientes para suponer un "cambio significativo". 

Parece que Alemania va a dar un paso atrás en cuanto las medidas de prevención navideñas tras las alarmantes cifras. No así España, quien sigue adelante con uno de los planes más laxos de Europa pese a ser uno de los países más afectados por la pandemia. La relajación de las medidas en España y la reuniones en Navidad preocupa a los expertos, sobre todo después de ver como se han elevado el número de casos en Estados Unidos tras las fiestas de Acción de Gracias. 

Más noticias de Internacional