Público
Público

Francia Francia prohíbe los vuelos domésticos que se puedan realizar en menos de dos horas y media en tren

La votación se produjo días después de que el Gobierno francés asegurara que contribuiría a la recapitalización de Air France con 4 mil millones de euros para estimular la actividad de la empresa tras un año de parón por la covid-19.

Un avión de Airefrance despega del aeropuerto Charles-de-Gaulle de París.
Un avión de Airefrance despega del aeropuerto Charles-de-Gaulle de París. Reuters

Los diputados de la Asamblea Nacional votaron a última hora del sábado para abolir todos los vuelos nacionales que puedan cubrirse por tren en menos de dos horas y media con el fin de reducir drásticamente las emisiones de CO2.

La medida es parte de un proyecto de ley climática más amplio que tiene como objetivo reducir las emisiones de carbono francesas en un 40% en 2030 respecto de los niveles de 1990.

La votación se produjo días después de que el Gobierno francés asegurara que contribuiría a la recapitalización de Air France con 4 mil millones de euros para estimular la actividad de la empresa tras un año de parón por la covid-19.

La ministra de Industria, Agnes Pannier-Runacher, desestimó las críticas de la industria de la aviación que acusaban al Gobierno de ensañarse con el sector en el momento de la recuperación económica tras la pandemia alegando que no existe una contradicción entre el rescate y el proyecto de ley climática.

"Sabemos que la aviación es un factor clave en el aumento de las emisiones de dióxido de carbono", dijo a la radio Europe 1. "Del mismo modo, debemos apoyar a nuestras empresas y no dejarlas por el camino".

Es posible que el tráfico aéreo no vuelva a los niveles previos a la crisis antes de 2024, pronostican los analistas de McKinsey.

Algunos activistas ambientales han dicho que el proyecto de ley no va lo suficientemente lejos. Según el foro medioambiental establecido por Macron para ayudar a dar forma a la política climática, los ciudadanos estarían dispuestos al desguace de las rutas aéreas que se puedan sustituir por viajes en tren de hasta cuatro horas.

Más noticias de Internacional