Público
Público

Guerra monarquía Difunden imágenes íntimas de la consorte real en plena guerra por el poder en Tailandia

Las primeras instantáneas vieron la luz a través de la página de Facebook de Pavin Chachavalpongpun, disidente tailandés. El periodista británico Andrew MacGregor Marshall también estaba al corriente de las imágenes.

La consorte real Sineenat Wongvajirapakdi en el Gran Palacio de Bangkok.
La consorte real Sineenat Wongvajirapakdi en el Gran Palacio de Bangkok. Athit Perawongmetha / REUTERS

público

La polémica vuelve a salpicar a la monarquía de Tailandia. Incapaz de frenar los escándalos que le rodean con asiduidad, el monarca Maha Vajiralongkorn se enfrenta ahora a la filtración de imágenes íntimas de la consorte real, Sineenat Wongvajirapakdi. Tal y como ha recogido el diario El País, la biografía de la víctima esconde tras de sí más de un capítulo de una guerra soterrada por el poder entre las facciones del norte.

A mediados de 2019, el rey hizo de la reina Suthida la primera concubina en casi medio siglo. Ésta, que previamente se había incorporado al aparato de seguridad nacional como guardia de seguridad, piloto y paracaidista, no tardó en ser repudiada por la casa real del país asiático.

Dos meses después, a Sineenat le fueron despojados todos sus títulos nobiliarios bajo la acusación de "deslealtad" y "desobediencia". Sin más detalles, el Gobierno tailandés se limitó a explicar lo siguiente mediante un escueto comunicado publicado en su boletín oficial: "La consorte real es desagradecida y se comporta de modo impropio. Tampoco está satisfecha con el título que le ha sido otorgado, haciendo todo lo posible para elevarse a la altura de la reina".

El Gobierno: "La consorte real es desagradecida y se comporta de modo impropio"

Pero el tira y afloja entre el monarca y su consorte no finalizó entonces. En el mes de octubre, y tras semanas de reclusión, Sineenat abandonó el penal de Bangkok y voló en dirección a Alemania para unirse a Vajiralongkorn en el hotel de Baviera en el que reside de forma habitual junto a su séquito real.

En este ambiente de calma tensa, las imágenes suponen un nuevo jarro de agua fría para la institución. Las primeras instantáneas vieron la luz a través de la página de Facebook de Pavin Chachavalpongpun, disidente tailandés. El periodista británico Andrew MacGregor Marshall también estaba al corriente de las imágenes, como el mismo narró a través de Twitter en agosto: "Recibí una misteriosa tarjeta SD con 1.443 fotografías que habían sido extraídas de 3 iPhones de Koi [apodo de Sineenat]". 

"Muchas de las imágenes son fotos que se tomó a sí misma y docenas de ellas son sexualmente explícitas", proseguía, sentenciando que esta maniobra podía haber supuesto "un esfuerzo para sabotear su regreso como consorte".

Y es que no es la primera vez que imágenes de este tipo se utilizan como método de extorsión para fines similares. Como recoge el medio previamente mencionado, cuando Vajiralongkorn repudió a su segunda esposa en 1996, Yuvathida Polpraserth, imágenes suyas fueron remitidas a embajadas y medios de comunicación. En 2007 la jugada volvió a repetirse con su tercera esposa, Srirasmi, cuando un vídeo casero en el que aparecía desnuda en el cumpleaños del monarca fue publicado en distintas páginas web.

Más noticias de Internacional