Público
Público

Hamon gana las primarias de los socialistas franceses

El candidato más izquierdista se hace con el liderazgo al obtener un 58,65% de los votos, por encima del 41,35 que obtuvo Manuel Valls.

Los dos candidatos al liderazgo del partido socialista francés: el perdedor de las primarias, Manuel Valls; y el vencedor, Benoît Hamon, junto al primer secretario de la formación, Jean-Christophe Cambadelis, tras conocer los resultados. REUTERS/Philippe Wojazer

EFE

PARÍS.- El exministro francés de Educación Benoît Hamon se convirtió hoy en el candidato socialista a las elecciones presidenciales tras lograr el 58,65 % de los votos en las primarias que le enfrentaban al ex primer ministro Manuel Valls, que obtuvo el 41,35 %, según los primeros resultados provisionales.

Los organizadores del escrutinio anunciaron el resultado cuando se han recontado los resultados de 60% de las mesas electorales, en las que votaron en torno a 1,1 millones de electores. 

Unos dos millones de personas participaron en total en la segunda vuelta de las primarias, frente a los más de 1,6 millones que lo hicieron en la primera y los 4 millones que lo habían hecho en diciembre pasado en las primarias de la derecha.

Se trata de una neta victoria del candidato que representa el ala más izquierdista del partido y a la facción crítica con el actual presidente, François Hollande, del que Valls fue primero ministro del Interior y luego primer ministro.

Hamon, de 49 años, que estuvo en el Gobierno de Hollande hasta agosto de 2014, tendrá la dura tarea de dar la vuelta a unos sondeos para las presidenciales que le son contrarios.

Con un programa muy novedoso, en el que destaca la propuesta de instaurar una renta universal para todos los mayores de 18 años, que paulatinamente proyecta que llegue a los 750 euros, el ahora candidato socialista parte quinto en las encuestas.

Los sondeos están encabezados por la ultraderechista Marine Le Pen y por el conservador François Fillon, pero también están por delante de él el exministro de Economía Emmanuel Macron y el radical de izquierdas Jean-Luc Mélenchon.

Hamon, exdirigente de las juventudes socialistas que ha hecho buena parte de su carrera en el aparato del PS, tendrá ahora la difícil tarea de unir a la familia socialista francesa, más dividida que nunca.

Manuel Valls, ex primer ministro francés y candidato al partido de izquierda Partido Socialista (PS), lamenta sus resultados en las primarias, en las que ha perdido contra Hamon. EFE / EPA / IAN LANGSDON

Valls defiende su gestión; Hamon, la unión de la izquierda

En esa línea ha reacciónado el ex primer ministro francés Manuel Valls, que reconoció su derrota y dijo que Benoît Hamon, que "ha ganado claramente", es el candidato de su "familia política" y que ahora le corresponde unir a la izquierda.

Valls deseó buena suerte a su oponente e insistió en que respeta los resultados, como fijaban las reglas de estas primarias, que indicaban que los perdedores apoyarían al ganador. Valls no dio pistas sobre su futuro, pero indicó que "las derrotas forman parte de la política y de la democracia" y que estima demasiado la vida como para guardar rencor.

Valls: "Desde que Hollande llegó a la Presidencia, la izquierda se ha hecho creíble"

No obstante, Valls matizó las condiciones "imprevistas" en que se desarrollaron las primarias, especialmente, por la renuncia de François Hollande a participar en las mismas, y defendió su gestión al frente del Elíseo. 

Valls dedicó los últimos minutos de su intervención a justificar su acción en el Gobierno, la misma que había causado fricciones con Benoît Hamon y con los rebeldes del Partido Socialista, vencedores en estas primarias.

Así, señaló que desde que Hollande llegó a la presidencia en 2012 habían "hecho avanzar muchas cosas", y defendió que la izquierda se ha hecho "creíble" en temas de seguridad y de lucha antiterrorista o de economía.

"Ese reformismo que he querido encarnar es la referencia", comentó antes de subrayar que el Ejecutivo había demostrado que se puede combinar la seriedad presupuestaria con más empleos en los ámbitos de seguridad o educación.

Hamon: "La izquierda viva y vibrante vuelve a levantar la cabeza y se dirige al futuro"

Por su parte, el vencedor Hamon prefirió hablar de futuro y presumió de que, con su triunfo, "la izquierda vuelve a levantar la cabeza". También adelantó que buscará un pacto con los representantes de la izquierda radical y los ecologistas.

En el discurso de celebración de su clara victoria frente al  Valls, Hamon anunció que mañana llamará al neocomunista Jean-Luc Mélénchon y al líder de los ecologistas, Yannick Jadot, ambos candidatos a las elecciones presidenciales de abril, para "construir una mayoría".

El exministro de Educación francés, Benoit Hamon, tras conocer los resultados parciales de la segunda vuelta de las primarias del socialismo francés. REUTERS / Christian Hartmann

"Quiero comenzar a unir a los socialistas", dijo Hamon, antes de rendir homenaje a dos grandes líderes de su familia política, Michel Rocard y François Mitterand, "quien consiguió la unidad de la izquierda".

Hamon calificó su victoria como el triunfo de una "izquierda viva y vibrante", que "vuelve a levantar la cabeza y se dirige al futuro".

"Nuestro país necesita una izquierda moderna e innovadora. Hay que escribir una nueva página de nuestra historia, y no me resigno a la fatalidad", dijo Hamon, antes de defender la renta básica universal, su gran promesa de campaña, con la que concluyó.