Público
Público

Hong Kong protestas El Parlamento de Hong Kong aprueba penas de hasta tres años de cárcel por injuriar al himno de China

El debate de la popularmente conocida como "Ley del Himno Nacional" se ha visto rodeado de la oposición por parte del movimiento prodemocrático de la ciudad.

La policía detiene a un manifestante durante una manifestación contra la implementación de la ley de seguridad nacional en Hong Kong. EFE / JEROME FAVRE
La policía detiene a un manifestante durante una manifestación contra la implementación de la ley de seguridad nacional en Hong Kong. EFE / JEROME FAVRE

EFE

El Consejo Legislativo de Hong Kong ha aprobado este jueves una controvertida ley que penalizará con hasta tres años de cárcel las injurias a la Marcha de los Voluntariosel himno de China.

Además de penas de prisión, la recién aprobada ley estipula multas de hasta 50.000 dólares hongkoneses (6.450 dólares o 5.750 euros) para quien no respete el himno.

El texto logró la aprobación de la cámara con 41 votos a favor y 1 en contra.

La ley se aprobó después de una interrupción de varias horas provocada por el lanzamiento, por parte de un diputado opositor, de un líquido fétido en la cámara, lo que motivó la intervención de la policía y los bomberos.

Oposición por parte del movimiento prodemocrático

El debate de la popularmente conocida como "Ley del Himno Nacional" se ha visto rodeado de la oposición por parte del movimiento prodemocrático de la ciudad, que se manifestó el pasado 27 de mayo para impedir el debate en el hemiciclo, episodio que se saldó con nuevas escenas de violencia y más de 300 detenidos.

La aprobación se produce en un día especialmente delicado, ya que se cumplen 31 años desde la matanza de Tiananmen

La aprobación se produce en un día especialmente delicado en Hong Kong, ya que este 4 de junio se cumplen 31 años desde la matanza de Tiananmen, en la que el Ejército chino acabó con un número indeterminado de vidas entre los manifestantes que pedían una reforma política, democracia y el fin de la corrupción desde la conocida plaza pekinesa, entre otros lugares de todo el país.

Desde 1990, Hong Kong ha conmemorado la masacre con una multitudinaria vigilia, aunque este año la Policía no ha autorizado su celebración alegando motivos de salud pública por la actual pandemia de coronavirus, lo cual ha llevado a los organizadores a buscar modos alternativos para recordar la fecha.

Ley de seguridad nacional para Hong Kong

Además, la semana pasada, el Legislativo chino aprobó una polémica ley de seguridad nacional para Hong Kong que, a ojos de abogados y activistas, podría cercenar las libertades de que goza la ciudad semiautónoma.

Sin embargo, ésta todavía se encuentra en fase de redacción y aprobación definitiva por parte de las autoridades chinas, y a falta de su promulgación posterior por parte del Gobierno hongkonés, hecho que se podría producir entre julio y agosto, según analistas.

El citado texto legal tendría el objetivo de "salvaguardar la seguridad nacional" tras casi un año de movilizaciones prodemocráticas que han hecho tambalearse a la economía hongkonesa y que han dejado escenas de enfrentamientos entre la Policía y algunos manifestantes violentos.

La población se resiste a la aprobación de la ley por miedo al recorte de libertades

El Artículo 23 de la Ley Básica (la miniconstitución de Hong Kong) estipula que la ciudad ha de dotarse de legislación de seguridad en la línea de lo esbozado por Pekín, pero siempre ha resultado extremadamente polémica entre la población hongkonesa, un importante segmento de la cual se ha resistido siquiera a su debate, por miedo a que se tradujera en un recorte de libertades.

Entre los siete artículos propuestos por Pekín se encuentra una provisión que sugiere un mecanismo legal que permita al Comité Permanente de la Asamblea Nacional Popular china (Legislativo) articular legislación para prevenir y castigar una serie de supuestos, entre ellos el de "subversión contra el poder estatal", una acusación usada frecuentemente contra defensores de los derechos humanos en China.

En los artículos de la ley se encuentra un mecanismo para  prevenir y castigar supuestos como el de subversión contra el poder

La Declaración Sino-Británica de 1984, que sirvió para acordar la retrocesión de Hong Kong de manos británicas a chinas en 1997, estableció el mantenimiento durante 50 años a partir de esa fecha de una serie de libertades en este territorio inimaginables en la China continental.

Sin embargo, desde el Ministerio de Asuntos Exteriores de China, sus portavoces han dicho en numerosas ocasiones que ese documento se cumplió ya en su momento.

Más noticias de Internacional