Público
Público

Pederastia Imputada otra monja en el caso de abusos sexuales a niños sordos en Argentina

Hasta ahora las víctimas que habían declarado ante la justicia exculparon a Asunción Martínez, hasta que un exalumno del instituto afirmó que la monja conocía los hechos, lo que motivó su imputación.

Fotografía cedida por el Ministerio Público Fiscal de Mendoza que muestra a Kosaka Kumiko, imputada por la Fiscalía por su supuesta implicación en un sonado caso de abusos sexuales.- EFE/Archivo

EFE

La Fiscalía imputó este miércoles a una monja argentina, que se suma a una religiosa japonesa ya detenida, en el caso de abusos sexuales a menores en un instituto para sordomudos en la provincia de Mendoza (oeste de Argentina).

Según informaron a Efe fuentes judiciales, la monja, identificada como Asunción Martínez, está siendo investigada como "partícipe primaria por omisión" de los delitos de abuso sexual con "acceso carnal gravemente ultrajante agravado".

Hasta ahora las víctimas que habían declarado ante la justicia exculparon a Martínez, hasta que un exalumno del instituto afirmó que la monja conocía los hechos, lo que motivó su imputación.

El juez que lleva el caso decidió mantenerla en libertad, al no apreciar "riesgo procesal", pues siempre que se la requirió acudió ante la justicia.

La imputada, a la que algunas víctimas se habían referido en sus declaraciones como "la monja buena", era la superiora de Kosaka Kumiko, la religiosa japonesa que permanece detenida desde mayo por "comisión por omisión" en este caso, confirmaron las fuentes.

Por esta causa hay otras cinco personas detenidas, entre ellas dos sacerdotes, e imputadas por varios casos de abuso sexual a menores de entre 10 y 12 años del Instituto Antonio Próvolo para niños hipoacúsicos, en la localidad mendocina de Luján de Cuyo.

Los arrestados son dos sacerdotes -el octogenario Nicolás Corradi y Horacio Corbacho, de unos 55 años- y tres empleados del instituto.

El caso se destapó a finales de 2016 cuando una adolescente dijo que había sufrido abusos por parte de Corbacho cuando tenía 5 años y acusó a Kumiko de encubrir los hechos.