Público
Público

George Floyd Imputados los dos policías acusados de brutalidad policial sobre un anciano en Buffalo

El anciano, identificado como Martin Gugino, tuvo que ser hospitalizado y, según las autoridades, se encuentra en estado estable y recuperándose, dentro de la gravedad.

Martin Gugino yace en el suelo después de ser empujado por dos agentes de policía de Buffalo, Nueva York, durante una protesta contra la muerte bajo custodia policial de George Floyd en Minneapolis. Reuters
Martin Gugino yace en el suelo después de ser empujado por dos agentes de policía de Buffalo, Nueva York, durante una protesta contra la muerte bajo custodia policial de George Floyd en Minneapolis. Reuters

efe

Dos agentes de Policía que empujaron fuertemente a un anciano en Buffalo (Nueva York) ocasionándole que cayera al suelo y se golpeara la cabeza, durante una protesta contra el racismo, incidente grabado en video y que se hizo viral, fueron imputados este sábado por agresión en segundo grado.

Los dos policías, que se declararon no culpables, quedaron en libertad a la espera de una nueva comparecencia ante el juez el próximo 20 de julio, según informó la Fiscalía del distrito.

En imágenes capturadas por un medio local el pasado jueves, puede verse cómo Aaron Torglaski, de 39 años, y Robert McCabe, de 32, miembros de un equipo antidisturbios en Buffalo, empujan sin aparente motivo a un hombre de edad avanzada, que cae de espaldas golpeándose la cabeza y que queda inmóvil en el suelo mientras sangra por los oídos.

El anciano, identificado como Martin Gugino, tuvo que ser hospitalizado y, según las autoridades, se encuentra en estado estable y recuperándose, dentro de la gravedad.

El vídeo causó una fuerte indignación en Estados Unidos y provocó la suspensión sin sueldo de los dos agentes mientras se investigaba lo ocurrido, después de que inicialmente la Policía asegurara que el hombre había tropezado.

En solidaridad con ellos, los 57 miembros de la unidad antidisturbios de Buffalo renunciaron a seguir formando parte de ese equipo, aunque mantienen sus empleos.

Los sindicatos policiales han defendido la actuación de los agentes, asegurando que únicamente cumplían órdenes. En la protesta en cuestión, según medios locales, había apenas 20 personas, mientras que en el vídeo puede verse un número mayor de antidisturbios, que avanzan hacia ellos, varios con porras en la mano.

El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, dio la bienvenida a la acusación contra los dos policías y defendió que deberían además ser despedidos del cuerpo. "Lo que vimos fue horrible y repugnante, creo que ilegal", señaló Cuomo durante una conferencia de prensa este sábado.

Más noticias de Internacional