Público
Público

Inundaciones Bélgica se viste de luto mientras el Danubio crece en Hungría

Las lluvias torrenciales que azotaron Bélgica y Alemania, donde dejan más de 200 victimas mortales, fluyen al Danubio sin alerta de inundaciones o daños.

El monarca de Bélgica  habla con los ciudadanos después de rendir tributo a las víctimas de las inundaciones.
El monarca de Bélgica habla con los ciudadanos después de rendir tributo a las víctimas de las inundaciones. STEPHANIE LECOCQ / EFE

Las autoridades húngaras prevén que el nivel del río Danubio, que aún arrastra parte de las masas de agua caídas en Alemania y Austria en los últimos días, alcanzará niveles máximos en la tarde de este martes. No obstante, no llegará al récord de 2013 ni se esperan grandes inundaciones o daños, informó el Servicio de Información de Aguas de Hungría.

Se situará  a unos 20-30 centímetros por debajo de la altura necesaria para declarar el primer grado de alerta. Como medida de precaución, las autoridades cerrarán al tráfico las avenidas que bordean el tramo fluvial en la capital. El pronóstico es que a partir del jueves comience a remitir el nivel del Danubio en Hungría, donde en ningún momento alcanzaría el récord de 907 centímetros de 2013.

No será un crecimiento fulminante ni causará ningún problema

La "ola" causada por las crecidas tras las fuertes lluvias en Baviera y Austria llegará así mitigada al país magiar, tras pasar por Viena y Bratislava, en parte gracias a las medidas para regular y desviar las aguas en varios lugares de la trayectoria del río, que con sus 2.850 es el segundo más largo de Europa.

"No será un crecimiento fulminante ni causará ningún problema, pues el Danubio está muy bien regularizado en Alemania, Austria y Hungría mediante sistemas de presas", dijo a Efe una fuente de la Administración Fluvial del Bajo Danubio (AFDJ).

Bélgica se viste de luto 

Otro país de la Unión Europea que continúa sufriendo los estragos de las lluvias es Bélgica que celebra este martes una jornada de luto oficial, en memoria de las víctimas por las inundaciones que asolaron la región de Valonia. Hasta el momento ha dejado un saldo provisional de 31 muertos y 70 desaparecidos.

En vísperas de celebrar su fiesta nacional, el país parará al mediodía -entre las 12:01 y las 12:02- para un minuto de silencio al que se ha pedido a toda la población que respete y sume. El minuto de silencio llegará hasta Tokio, donde los atletas belgas se preparan para la celebración de los Juegos Olímpicos.

En Bruselas por el momento hay 31 fallecidos y 70 desaparecidos

Las fuertes lluvias e inundaciones que azotaron Bélgica durante dos días la pasada semana podrían convertirse en uno de los temporales más catastrófico jamás conocido en el país, a falta de conocer aún una cifra definitiva de fallecidos y desaparecidos, y calcular todos los daños materiales.

El Gobierno belga declaró este martes como día de duelo nacional para "reflexionar sobre el elevado número de víctimas humanas, pero también para saludar los estallidos de solidaridad y el sentimiento de unión entre la población", afirmó su primer ministro, Alexander De Croo. En la localidad belga de Verviers, una de las más afectadas, tendrá lugar una ceremonia oficial en recuerdo de las víctimas, a la que acudirán, además de De Croo, el rey Felipe de Bélgica y el presidente de Valonia, Elio Di Rupo.

Más noticias de Internacional