Público
Público

Tensión en Oriente Medio Irán inicia su "venganza" contra EEUU con un ataque a dos bases militares en Irak

Trump ha asegurado que "todo está bien" tras el ataque. La Guardia Revolucionaria iraní afirma que han matado a al menos 80 militares estadounidenses, aunque Estados Unidos no ha confirmado si ha habido víctimas.

Iraníes celebran en las calles el ataque a las bases de EEUU en Irak | Reuters

agencias

Al menos 13 misiles impactaron esta madrugada en la base militar de Ain al Asad, en el oeste de Irak y donde están desplegadas tropas estadounidenses, confirmaron a Efe una fuente de la Policía de la provincia donde se ubican las instalaciones y otra fuente del Ejército iraquí.

Una fuente de la comandancia de la Policía de Al Anbar (oeste) dijo que varios misiles fueron lanzados contra esa base situada en la zona de Al Bagdadi, al oeste de la capital provincial Ramadi.

Mientras, una fuente del Ejército iraquí detalló que 13 misiles impactaron en Ain al Asad y se escucharon explosiones dentro del perímetro de la base, pero no pudo confirmar si se produjeron víctimas, aunque según recoge Europa Press, un responsable de la Guardia Revolucionaria de Irán ha asegurado a la agencia de noticias Tasnim que los ataques han matado a al menos 80 militares estadounidenses.

En esas instalaciones se encuentran soldados norteamericanos desplegados en el marco de la coalición internacional liderada por EEUU de lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

La base se encuentra en la zona desértica oriental de Irak, una de las últimas de las que fue expulsado el EI a finales de 2017, próxima a la frontera con Siria. Por su parte, el Pentágono ha confirmado que más de una decena de misiles balísticos impactaron en las últimas horas en las bases aéreas iraquíes de Al Asad y Erbil, está última en el norte del país.

Un portavoz del Pentágono, Jonathan Hoffman, afirmó en un comunicado que todavía no está claro si ha habido víctimas, aunque aseguró que los cohetes "se lanzaron desde Irán" en una posible represalia por el asesinato del general iraní Qasem Soleimaní por parte de EEUU el pasado viernes en Bagdad.

El ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, dijo este miércoles que el ataque con misiles contra una base aérea con tropas estadounidenses en el oeste de Irak es una medida proporcionada y que Irán no busca una guerra.

"Irán efectuó y concluyó medidas proporcionadas en defensa propia en virtud del artículo 51 de la Carta de la ONU atacando una base desde la cual se lanzó un cobarde ataque armado contra nuestros ciudadanos y altos funcionarios", escribió Zarif en Twitter. "No buscamos la escalada o la guerra, pero nos defenderemos de cualquier agresión", indicó el jefe de la diplomacia iraní.

La Célula de Información de Irak aseguró este miércoles en un comunicado que, hasta el momento, no se han registrado víctimas mortales entre las filas de las fuerzas iraquíes.

"Todos los misiles tuvieron como objetivo las sedes de la coalición internacional (de lucha contra el Estado Islámico) y todavía no se han registrado víctimas mortales entre las filas de las fuerzas iraquíes", dijo la Célula en un comunicado publicado en su cuenta oficial de Twitter.

Irán dice que es el primer paso de su "dura venganza"

Los Guardianes de la Revolución iraní informaron de que el ataque con misiles de su fuerza aérea contra la base militar Ain al Asad es un primer paso de su "dura venganza" por el asesinato de su comandante Qasem Soleimaní.

"Al Gran Satán, el régimen cruel y arrogante de EEUU, advertimos de que cualquier otra maldad, violación u otras medidas se enfrentará a una respuesta más dolorosa y aplastante", aseguró el Cuerpo de los Guardianes de la Revolución en un comunicado colgado este miércoles en su pagina web.

La nota también dirigió amenazas contra los países árabes aliados de EEUU que albergan bases militares estadounidenses, instando a que no se usen sus territorios para lanzar ataques de represalia contra Irán.

"Advertimos a los gobiernos aliados de EEUU que han dado sus bases al Ejército terrorista de ese país, que cualquier territorio, si es el origen de actos hostiles y agresivos contra la República Islámica de Irán, será nuestro objetivo", apuntó.

En cuanto a Israel, la Guardia Revolucionaria subrayó que considera que ese país está unido en estos crímenes con EEUU.

Por último, el cuerpo militar de élite aconsejó a EEUU que convoque a sus soldados en la región "para evitar más daños y para no poner en peligro la vida de los militares de ese país por el creciente odio diario hacia el régimen impopular que domina EEUU".

Por su parte, la Comisión Europea (CE) instó este miércoles a detener la violencia inmediatamente y dejar paso al diálogo tras el último ataque. "La actual crisis no solo afecta a la región, sino a todos nosotros. El uso de armas debe detenerse ahora para dar espacio al diálogo. Estamos llamados a hacer todo lo posible para reavivar las negociaciones", dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en una declaración a la prensa.

Trump: "Todo está bien"

El presidente de EEUU, Donald Trump, dijo este martes que "todo está bien" después de los ataques con misiles balísticos lanzados por Irán contra dos bases en territorio iraquí que albergan tropas estadounidenses, y que este miércoles hará una declaración al respecto.

"Tenemos el ejército más poderoso y bien equipado en cualquier parte del mundo, con diferencia", escribió Trump en su cuenta de Twitter. El gobernante ratificó en su mensaje que los misiles fueron lanzados "desde Irán hacia dos bases militares situadas en Irak".

Señaló, además, que están evaluando víctimas y daños, sin abundar en mayores detalles. Trump se pronunció horas después de que el Pentágono confirmara que más de una decena de misiles balísticos impactaron dos bases aéreas en Irak, entre ellas una que él visitó en diciembre de 2018 junto a su esposa, Melania.

Corresponsales de distintos medios estadounidenses en la Casa Blanca indicaron a través de Twitter que el mandatario se reunió este martes con los secretarios de Estado, Mike Pompeo, y de Defensa, Mark Esper, así como con el general Mark Milley, jefe del Estado Mayor Conjunto.

Un portavoz del Pentágono, Jonathan Hoffman, afirmó en un comunicado que se desconoce si ha habido víctimas y precisó que el ataque, una posible represalia de Irán por el asesinato por parte de EEUU del general Qasem Soleimaní. La nota del Pentágono detalló que en esas bases permanecen tropas estadounidenses y de la coalición.

Irán advierte que responderá si hay represalias

El jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas iraníes, Mohamad Baqerí, advirtió este miércoles a Estados Unidos de que si efectúa alguna acción de represalia por el ataque a la base militar en Irak la respuesta de Irán será "mas fuerte y aplastante".

Sobre el bombardeo con misiles de la Guardia Revolucionaria contra la base área de Ain al Asad, donde están presentes tropas estadounidense, Baqerí afirmó que es "solo una pequeña muestra de las capacidades de las Fuerzas Armadas de la República Islámica".

"De ahora en adelante, cualquier nuevo acto malvado de EEUU enfrentará una respuesta más fuerte y aplastante y con un rango más amplio", agregó el general iraní, citado por la agencia Tasnim.

Baqerí subrayó asimismo que ha llegado el momento de que las autoridades estadounidenses "se den cuenta de las capacidades de Irán y retiren a las fuerzas de su Ejército terrorista de la región lo antes posible".

En la misma línea se pronunció el presidente iraní, Hasan Rohaní, que aseguró este miércoles que el ataque contra la base con tropas estadounidenses en Irak demuestra que Irán no retrocederá ante Estados Unidos, país al que recomendó no tomar acciones de represalia.

Rohaní indicó que "si los estadounidenses son sensatos no realizarán otra acción", ya que "de cometer algún crimen deben saber que recibirá una respuesta determinante" de las Fuerzas Armadas iraníes.

"EEUU debe recibir la respuesta de los países de la región. Ellos (los estadounidenses) cortaron la mano de (el general asesinado Qasem) Soleimaní y la venganza es cortar el pie de EEUU de la región", apostilló el mandatario aludiendo a la expulsión de las tropas estadounidenses de Oriente Medio. Si esa expulsión ocurre, esa será, según Rohaní, "la venganza y respuesta final de las naciones de la región a EEUU".

Irak asegura que Irán le avisó del ataque

El primer ministro en funciones de Irak, Adel Abdelmahdi, aseguró que recibió un "mensaje oral oficial" desde Irán para advertirle del comienzo de los ataques contra bases iraquíes con presencia estadounidense.

"Recibimos un mensaje oral oficial de parte de Irán que decía que la respuesta iraní por el asesinato de Soleimaní empezaría en breve (...) y que el golpe sería sólo en aquellos lugares donde se encuentran las tropas estadounidenses en Irak", apuntó la oficina de Abdelmahdi en un comunicado.

Más noticias de Internacional