Público
Público

Irlanda del Norte vota su futuro Gobierno con el Sinn Féin como favorito por primera vez en 100 años

Las encuestas señalan que Michelle O´Neill, candidata nacionalista, podría convertirse en la representante más votada en las elecciones de este jueves, mientras que los unionistas del DUP advierten de un posible bloqueo del futuro Ejecutivo.

La viceprimera ministra de Irlanda del Norte y miembro del partido republicano irlandés Sinn Fein, Michelle O'Neill, posa para fotografías en el Titanic Hotel, en Belfast, el 4 de abril de 2022 mientras asiste a la presentación de los candidatos del parti
La viceprimera ministra de Irlanda del Norte y miembro del partido republicano irlandés Sinn Fein, Michelle O'Neill, en Belfast, el 4 de abril de 2022. afp

Este jueves puede ser un día histórico para Irlanda del Norte, y aún más para el partido Sinn Féin, antiguo brazo político del ya inactivo IRA, que parte como favorito para ganar las elecciones que ya se están celebrando.

Las encuestas llevan semanas apuntando al gran giro político que conllevará que Sinn Féin, firme defensor de la reunificación de las islas, lidere el Ejecutivo.

Así, el sondeo elaborado por la empresa LucidTalk para el diario The Belfast Telegraph —publicado el 3 de mayo— otorga al Sinn Féin, y a su principal candidata, Michelle O´Neill, una mayoría del 26% de los votos, seguida por el principal partido unionista, el Partido Unionista Democrático (DUP, en sus siglas en inglés), que obtendría un respaldo del 19%. Otras fuerzas probritánicas, como el Partido Unionista del Úlster (UUP) o la Voz Tradicional Unionista (TUV) lograrían, respectivamente, un 13% y un 9%.

Son varios los factores que podrían haber llevado a esto, aunque en el centro está la propia transformación del Sinn Féin, liderado por mujeres y centrado en "la cesta de la compra y el coste de la vida y la energía, la sanidad pública, la enseñanza, la vivienda, los puestos de trabajo y lo que afecta al día a día de los norirlandeses", según explicó Michelle O’Neill a Público.

El electorado podría castigar a los dos bloques tradicionales por la suspensión del Gobierno en febrero

Pero también el protocolo firmado por Londres y Bruselas, fruto de un Brexit rechazado en su día por una mayoría norirlandesa, que conllevó la dimisión del ministro principal de Irlanda del Norte, Paul Givan, y ha desbaratado a los unionistas.

Además, que el Gobierno esté suspendido desde febrero, puede provocar que el electorado norirlandés castigue a los dos bloques tradicionales en favor de las otras formaciones.

Los resultados se conocerán el viernes

Pese a que más de 1,3 millones de personas están llamadas a acudir a las urnas ya este jueves, los primeros resultados electorales se irán conociendo a lo largo del viernes. Sin embargo, el recuento suele avanzar despacio debido al complejo sistema electoral, por lo que el recuento final podría retrasarse hasta el sábado.

Independientemente del porcentaje de votos, el Gobierno lo compartirán unionistas y republicanos porque así se dispone en el llamado Acuerdo de Belfast, firmado en 1998 para lograr la paz. 

¿Instituciones paralizadas?

Sin embargo, lo difícil aún puede estar por llegar porque el DUP ya ha advertido de que no entrará en el próximo Ejecutivo a menos que Londres y Bruselas solucionen los problemas que está causando el protocolo del Brexit para la provincia británica.

Los unionistas protestantes también ven con recelo el impulso que este divorcio ha dado a la delicada cuestión de la reunificación de Irlanda a través de un referéndum, una de las banderas de campaña del Sinn Féin.

Así las cosas, la parálisis política puede durar meses, pues el DUP debe aceptar a O'Neill como ministra principal.




Más noticias de Internacional