Público
Público

Karadzic recibió ayuda de Serbia

El prófugo obtuvo su identidad falsa gracias a miembros de anteriores Gobiernos serbios.

AGENCIAS

Lo que era un rumor insistente no sólo en las calles de Serbia sino también en el extranjero se confirmó ayer en boca del fiscal especial de Belgrado para crímenes de guerra, Vladimir Vulcevic. Este funcionario serbio informó de que Radovan Karadzic "obtuvo su identidad falsa en el tiempo en que sus partidarios estuvieron en el poder en la República serbobosnia, y le era favorable el ambiente político en Serbia".

En unas declaraciones publicadas ayer por el diario Vecernje Novosti, el fiscal puntualizó que sólo un número muy reducido de personas sabía quién era Dabic -el nombre del curandero bajo cuya falsa identidad se escondía Karadzic- y anunció que estos cómplices tendrán que responder ante la Justicia.

El ex líder de los serbios de Bosnia, detenido el lunes por la noche tras haber vivido trece años prófugo de la Justicia, está acusado por el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) del genocidio de Srebrenica, el asedio de Sarajevo y otros graves crímenes cometidos durante la guerra en la república de Bosnia (1992-1995).

Las autoridades serbias no ha revelado detalles sobre las circunstancias que llevaron a su captura y alegan que algunos datos servirán para la búsqueda de los otros dos inculpados por el TPIY que siguen prófugos, Ratko Mladic y Goran Hardzic.

También el ex ministro de Exteriores serbobosnio AleksaBuha aseguró ayer en el Vecernje Novosti, que hubo dos acuerdos entre Karadzic y Estados Unidos, que establecían que éste no sería perseguido a cambio de que se retirase de la política y la vida pública, y abandonase el ente serbobosnio.

"Asistí al acuerdo pactado en junio de 1996 con Richard Hoolbroke (ex alto cargo estadounidense y artífice del acuerdo de paz de Dayton). El propio Holbrooke me afirmó entonces que La Haya sería el pasado para Karadzic", dijo Buha.

Según este antiguo político serbobosnio, en un tiempo próximo a Karadzic, otro acuerdo similar fue pactado un año más tarde en Banja Luka (Bosnia)

El Gobierno serbio decidió ayer devolver a sus puestos a los embajadores que había retirado de los países de la UE que reconocieron, el pasado febrero, la independencia de Kosovo de forma unilateral.

Así lo anunció el ministro de Medio Ambiente, Oliver Dulic, quién explicó que en los próximos siete días los embajadores que estaban destinados en la UE regresarán a sus puestos.

Esta propuesta partió del Ministerio serbio de Asuntos Exteriores, que colabora en el desarrollo de una de las prioridades del actual Gobierno serbio, es decir, la necesidad de tomar medidas para aumentar sus recursos diplomáticos y obtener cuanto antes el estatuto de candidato a la adhesión a la Unión Europea. 

 

Más noticias de Internacional