Público
Público

Luca Zaia Luca Zaia, el 'leguista' más popular que el propio Salvini

Es el político que más gusta a los italianos después de Conte, muy por delante del líder de la Liga. Para muchos tiene madera como sucesor de Salvini e incluso como futuro primer ministro de Italia.

Luca Zaia, presidente del Véneto. | EFE
Luca Zaia, presidente del Véneto. | EFE

El soberanista más influyente de Europa, Matteo Salvini, no está en su mejor momento, por dos razones. Por un lado, su partido político, la Liga, está perdiendo muchos puntos en las encuestas, que está recogiendo el también soberanista Hermanos de Italia (HDI) de Giorgia Meloni, perteneciente a su misma coalición. Pero si no fuera suficiente, dentro de su misma formación, hay un personaje político dentro de las filas salvinianas que, silenciosamente, poco a poco está haciéndole sombra al ex ministro del Interior.

El leguista Luca Zaia, el presidente del Véneto, es mucho más popular que el propio Matteo Salvini, líder de la Liga. Los últimos sondeos, entre ellos el recientemente publicado en el diario La Repubblica, pone de manifiesto que después del primer ministro del país, Giuseppe Conte, el político que más gusta a los transalpinos es precisamente Luca Zaia, quien se encuentra en segunda posición, frente a la séptima del jefe de los soberanistas italianos. Por delante de Salvini, se encuentran el ex premier Paolo Gentiloni; el presidente de la región Campania (Nápoles), Vincenzo De Luca; la líder de Hermanos de Italia (HDI), Giorgia Meloni; y la parlamentaria europeísta ex ministra de Exteriores, Emma Bonino.

Para muchos tiene madera como sucesor de Salvini e incluso como futuro primer ministro. Luca Zaia (Conegliano, 1968) fue ministro en el tercer Gobierno de Silvio Berlusconi entre 2008 y 2010, y desde hace una década es el presidente de la región italiana de Véneto, el segundo territorio más productivo del país, después de Lombardía. Ambos territorios fueron los primeros en infectarse por la covid-19. A raíz de la crisis sanitaria del coronavirus, Zaia ha sido un firme defensor del modelo véneto, así pues, de una fórmula que le ha concedido mucho éxito a nivel político, tanto a nivel regional como nacional.

¿Dónde radica el éxito de Zaia? Ha sido clave, para su popularidad, las decisiones tomadas durante la gestión de la crisis del coronavirus, teniendo en cuenta que en la tercera semana de febrero su región fue, junto a Lombardía, no sólo uno de los dos primeros focos de contagio en Italia, sino de toda Europa. El conocido como modelo véneto, con el asesoramiento del conocido virólogo Andrea Crisanti –hace unas semanas estuvieron peleados durante unos días queriéndose arrebatar, mutuamente, la autoría del modelo véneto–; consistió en llevar a cabo inmediatamente test diagnósticos masivos a la población véneta, con el objetivo de detectar rápidamente los primeros focos de covid-19 en la zona y aislar los positivos sintomáticos y asintomáticos.

El resultado, en la región del Véneto, ha terminado siendo muy positivo, dada la desafortunada situación en Lombardía, un territorio que, a día de hoy, representa un tercio de los contagiados y más de la mitad de los fallecidos totales por coronavirus en Italia. A lo largo de la emergencia sanitaria del coronavirus en el país con forma de bota, el soberanista Matteo Salvini ha tenido una clara postura en contra del presidente del Gobierno, Giuseppe Conte, líder de una coalición de corte reformista. Para aumentar el desgaste político, Salvini optó por instrumentalizar sus propios presidentes leguistas, de las regiones más productivas de Italia, es decir, Véneto y Lombardía: la primera como ejemplo virtuoso, la segunda como víctima de mala gestión por parte del Palazzo Chigi en Roma. Ambas cosas, sin embargo, le han pasado factura a Salvini en términos de credibilidad.

Dicha estrategia, así pues, al jefe leguista le ha salido por la culata, porque los desencantados con él están empezando a apoyar a la también soberanista Giorgia Meloni a nivel nacional. A nivel interno de partido, sin embargo, la disparidad de estrategias anticoronavirus en Véneto y Lombardía han remarcado la autonomía personal de Zaia como líder, con todo el rédito electoral correspondiente.

Matteo Salvini, recientemente, ha asegurado que en los últimos meses ha cometido "errores", pero confirma que sigue siendo "el líder del primer partido del país". En lo que al presidente del Véneto se refiere, Salvini niega cualquier rivalidad, sobre la base del compromiso de Zaia con su territorio de cara a las próximas elecciones regionales en septiembre. Entre otras cosas porque el Véneto, junto a Lombardía, aspira a concretar en el largo plazo una "autonomía fiscal", separada de Roma. Zaia confirma en sus declaraciones el mismo compromiso asignado por Salvini, negando que la Liga se encuentre "en crisis", aunque ésta haya perdido entre el 8% y el 10% en los sondeos en los últimos meses.

En relación a la encuesta sobre los líderes italianos más populares de La Repubblica, hay algo sorprendente y que vincula a todos los partidos, de Norte a Sur. Y es que hay una gran apreciación hacia los líderes regionales como Zaia (Liga, Véneto), De Luca (Partido Democrático, Campania) y Bonaccini (Partido Democrático, Emilia-Romaña) frente a los jefes de los partidos presentes en el Gobierno de Giuseppe Conte, como Nicola Zingaretti (Partido Democrático), Luigi Di Maio (Movimiento 5 Estrellas) y Matteo Renzi (Italia Viva); donde ninguno de ellos se encuentra en los primeros diez puestos de la lista. ¿Por qué?

Según el conocido diario progresista transalpino, esto está vinculado a cómo las entidades regionales y sus líderes con enfoque territorial han respondido con eficacia a la crisis sanitaria del coronavirus. Atendiendo a la misma encuesta, hacía cinco años, cuando gobernaba el hoy centrista Matteo Renzi, que un presidente del Gobierno italiano no recibía tanto apoyo popular. El hecho de que Conte, además, no pertenezca a ningún partido, en pleno auge de los populismos, tendría que ser motivo de reflexión.

Más noticias de Internacional