Público
Público

Maduro apela a la paz interna y a la vez a la paz internacional

El presidente de Venezuela denuncia que su país sufre una de las "amenazas más graves que ha vivido en los últimos 10 años" e ironiza sobre los continuos ataques que recibe de "las oligarcas y el fascismo español": "Si me presento a las elecciones del 26J, barro".

Publicidad
Media: 3.90
Votos: 10

El presidente de Venezuela, Nicolas Maduro, durante la reuda de prensa con los medios internacionales en el Palacio de Miraflores. - REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

MADRID.- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha vuelto a poner la voz de alarma ante los ataques y la "campaña mediática" que la "derecha internacional y los poderes del capitalismo" lanzan contra su Gobierno. El mandatario ha denunciado que Caracas está siendo "el centro de una agresión sistemática a nivel político, mediático y diplomático", ante lo cual la respuesta del pueblo venezolano es "la paz". 

Maduro ha convocado a los medios de comunicación de todo el mundo para una rueda de prensa que también se ha retransmitido en directo en las diferentes embajadas venezolanas, desde donde también se han formulado preguntas. Durante su declaración, ha alertado de que Venezuela "está sufriendo una de las amenazas más graves que ha vivido en los últimos diez años, si no la peor". El país latinoamericano "quiere ser llevado por agentes externos, con factores políticos internos aliados ─en referencia a la oposición, que controla la Asamblea Nacional─ , a una situación de violencia generalizada", ha advertido Maduro.

Según Maduro, un avión militar de Estados Unidos "con capacidades técnicas letales" entró ilegalmente en el espacio aéreo venezolano en dos ocasiones durante la última semana

Esa campaña, ha continuado el mandatario, busca "justificar una intervención general en nuestro país". Una agresión que "rompe los parámetros" que ha experimentado Venezuela durante los 17 años de "revolución bolivariana". "La campaña mundial se ha recrudecido", ha insistido Maduro, que también ha denunciado el llamamiento que habría hecho el expresidente de Colombia, Álvaro Uribe, la semana pasada desde Estados Unidos a "una intervención militar" contra Caracas.

Según el presidente venezolano, un avión militar de EEUU "con capacidades técnicas letales" entró ilegalmente en el espacio aéreo venezolano en dos ocasiones en la última semana. "Nuestra aviación militar detectó el ingreso ilegal del avión Boing 707E3 Sentry, que es un sistema de alerta-centro-control aerotransportada que tiene todos los mecanismos para el espionaje", ha declarado Maduro. Este tipo de aviones, ha dicho el mandatario, es usado por EEUU "para apoyar comunicaciones de grupos armados en zonas de guerra o para preparar acciones para inutilizar equipos electrónicos de funcionamiento del gobierno, la fuerza armada nacional o la economía".

El presidente de Venezuela, Nicolas Maduro, sostiene un periódico español durante la rueda de prensa en el Palacio Miraflores. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

"Contraofensiva política"

La rueda de prensa le ha servido a Maduro para anunciar el inicio de una "contraofensiva política" para hacer frente a las "amenazas" y "agresiones" que recibe Venezuela y que nunca han tenido efecto porque, ha defendido el mandatario, el pueblo venezolano "nunca ha caído en las provocaciones". En este sentido, Maduro ha apelado a la paz, tanto a nivel interno con las confrontaciones con sectores opositores que han intentado "derrocar" su Gobierno mediante "el uso de la violencia", como a nivel internacional. "Conocen ustedes nuestros valores humanos y democráticos, de nuestro carácter revolucionario. Nuestro pueblo quiere paz", ha destacado.

Maduro recuerda "el buen acercamiento" que tuvo con Zapatero, de visita en Caracas para intentar mediar entre el Gobierno y la oposición, y anuncia que hablará con el expresidente

Maduro, que recientemente ha firmado la extensión del estado de excepción y de emergencia económica para hacer frente a las "amenazas internacionales", ha situado a Madrid como uno de los "epicentros" de los ataques. El presidente ha ironizado sobre la instrumentalización que se hace de su país desde España: "Si me presento a las elecciones del 26J, barro", ha declarado en referencia a la "avalancha brutal de ataques" y de informaciones y opiniones que se realizan desde medios de comunicación españoles.

El mandatario ha enseñado durante su declaración algunas portadas de Abc, El País y El Mundo y ha llegado a señalar directamente a uno de los periodistas que trabajan desde Caracas para este último diario. Justo después, Maduro ha denunciado la "obsesión total" que tienen, según ha dicho, "los estúpidos oligarcas y el fascismo español". "¿Es que España no tiene problemas? (...) ¿O es que España es un paraíso?", ha preguntado.

Por otro lado, Maduro, a diferencia de cómo ha reaccionado en relación con Felipe González, ha valorado positivamente, la visita de otro expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a Caracas. El mandatario venezolano ha recordado que con Zapatero, de visita en Venezuela para intentar mediar entre el Gobierno y la oposición del país latinoamericano, hubo "un buen acercamiento" y ha anunciado que hablará con él. Asimismo, Maduro también ha deseado que mejoren las relaciones con España, "con el Gobierno que surja tras las elecciones" del próximo 26 de junio.

"Donde no puedas gobernar, divide y crea el caos, y eso es lo que han hecho con Dilma Rousseff", critica el mandatario venezolano

Según el presidente venezolano, la "guerra internacional" contra Venezuela tiene como objetivo "montar un escenario de violencia para justificar una intervención". De ese modo, ha hecho un llamamiento a la "derecha del país", la oposición, para que deje a un lado los actos violentos e intente defender sus reivindicaciones mediante mecanismos democráticos. "La inoperante Asamblea Nacional ha perdido su vigencia política", ha declarado. En este punto Maduro ha recordado los más de 40 muertos durante las manifestaciones violentas de 2014 instigadas por miembros opositores, algunos de ellos, como Leopoldo López, encarcelados. 

Maduro ha denunciado también que tras el "golpe de Estado" en Brasil, ahora es el turno de Venezuela. "Es la misma geopolitica, la geopolitica imperial, la geopolitica de reconquista de America Latina y el Caribe que ha lanzado EEUU con sus aliados europeos. Donde no puedas gobernar, divide y crea el caos, y eso es lo que han hecho con Dilma Rousseff", ha criticado el mandatario venezolano, que también ha puesto como ejemplo a Libia e Irak: "Los responsables de la destrucción de Irak son los mismos que hoy atacan a Venezuela".