Público
Público

Más de mil muertos en un terremoto de intensidad 5,9 en Afganistán

Los equipos de rescates siguen buscando supervivientes bajo los escombros, mientras que se calcula que el número de heridos supera las 1.500 personas. 

Una casa derruida tras el terremoto en la provincia de Paktika, a 22 de junio de 2022.
Una casa derruida tras el terremoto en la provincia de Paktika, a 22 de junio de 2022. TW

Más de 1.000 personas han muerto y otras 1.500 han resultado heridas tras un
terremoto
de intensidad 5,9 que afectó anoche las provincias de Paktika y Khost en el este de Afganistán. El 70% de las casas han resultado destruidas, en el distrito más castigado por el seísmo, mientras que los equipos de rescate tratan de localizar más supervivientes bajo los escombros. 

El seísmo se registró la noche del martes a unos 46 kilómetros de la ciudad de Khost, cerca de la frontera entre Pakistán y Afganistán, según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), que informó también de una réplica de 4,5 grados.

Los talibanes piden ayuda humanitaria

El líder del Gobierno talibán, el mulá Hibatullah Akhundzada, ha ordenado utilizar todos los recursos para "ayudar a las familias de las víctimas, sacar a los muertos, y llevar heridos al hospital". Afganistán, además, ha hecho un llamamiento a la comunidad internacional y a las organizaciones humanitarias para asistir a los afectados por este gran desastre.

El líder de los talibanes ha ordenado utilizar todos los recursos para "ayudar a las familias de las víctimas"

La Oficina de la ONU para la para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) ya ha comunicado que varias organizaciones humanitarias están en la zona colaborando con las autoridades locales. "Hasta 1.800 viviendas resultaron destruidas o dañadas", ha informado la OCHA. 

El Ministerio de Defensa afgano ha mandado cinco helicópteros, más de 50 ambulancias y múltiples equipos de trabajadores sanitarios, de cara acelerar las labores de rescate y el traslado de heridos a los hospitales.

Dificultades sobre el terreno

Las fuertes lluvias y el viento que azotan la zona están ralentizando las labores de rescate, según ha relatado la OCHA. Los helicópteros están encontrando dificultades para aterrizar, por lo que el traslado de los heridos a los centros hospitalarios se están llevando a cabo por carreteras convencionales.

Afganistán lleva inmerso en una crisis humanitaria desde la llegada de los islamistas al poder 

Además, la organización ha solicitado el apoyo del programa WASH, que se encarga de sanear e higienizar el agua para permitir el consumo humano. Así, se pueden evitar las posibles enfermedades por contaminación, que suelen provocar este tipo de catástrofes naturales.

La ayuda humanitaria ya era un asunto vital en Afganistán, inmerso en una crisis humanitaria desde la llegada de los islamistas al poder hace casi un año. Con escasos recursos, los talibanes tenían problemas para atender las necesidades básicas del país, y más aún las grandes emergencias.

Afganistán, zona de riesgo de seísmos

Afganistán suele sufrir terremotos, especialmente en la zona conocida como Hindu Kush, de gran actividad sísmica y habitual punto de origen de movimientos telúricos en la región.

A mediados del pasado enero otro seísmo de intensidad 5,3 sacudió el noroeste de Afganistán, matando a al menos 26 personas, según datos de la ONU, y destruyendo 800 viviendas, en su mayoría endebles casas de adobe, en diferentes distritos de la provincia de Badghis.

También en octubre de 2015 un sismo de intensidad 7,7 con epicentro en el extremo nororiental del país dejó más de un centenar de muertos en Afganistán y casi 300 fallecidos en el vecino Pakistán, donde se registraron también más de 2.000 heridos.

Más noticias de Internacional