Público
Público

Matan a un conocido religioso talibán defensor de la mujer en un ataque suicida

El atentado ha ocurrido en una madrasa de Kabul, donde un individuo que "portaba explosivos en su pierna ortopédica" se ha inmolado cerca de la víctima. 

11/08/2022. Una mujer pasea por las calles de Kabul, en Afghanistán, a 4 de agosto de 2022.
Una mujer pasea por las calles de Kabul, en Afghanistán, a 4 de agosto de 2022. Ali Khara / REUTERS

El conocido religioso talibán Rahimullah Haqqani, que había defendido públicamente el derecho de la mujer a la educación o el trabajo, ha sido asesinado este jueves en un ataque suicida en Kabul

El atentado ha ocurrido hacia el mediodía en una madrasa en el área de Shashdrak, en el centro de la ciudad, cuando un individuo que "portaba explosivos en su pierna ortopédica" se ha inmolado cerca de Haqqani. Las autoridades talibanes siguen investigando para determinar quién fue el agresor y cómo llegó hasta el religioso. 

El vicepresidente del Gobierno islamista, Bilal Karimi, ha mostrado su "gran tristeza" tras conocer el "martirio" del académico religioso. Según la información compartida por algunos de sus seguidores, Haqqani era natural de la provincia oriental afgana de Nangarhar, fronteriza con Pakistán. Durante la ocupación estadounidense de Afganistán, se había instalado en la ciudad paquistaní de Peshawar. 

El líder religioso estuvo bajo arresto estadounidense en la prisión afgana de Bagram. Haqqani tuvo un papel activo en el apoyo de las tropas talibanes contra EEUU al reclutar nuevos combatientes. Tras la huida de los soldados norteamericanos, se instaló en Kabul.

El religioso era conocido por su fuerte oposición contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI), que habrían tratado de acabar con su vida en anteriores atentados en Pakistán. Esta organización terrorista representa la principal amenaza para la seguridad de Afganistán y mantiene una intensa rivalidad con los talibanes.

Haqqani, además, había mostrado su apoyo público a los derechos de las mujeres. Sobre todo, los que se refieren a la educación y el trabajo. Una postura que difiere a la tomada oficialmente por los talibanes. Desde que llegaron al poder, los islamistas no han permitido que las estudiantes puedan acceder a la educación secundaria. 

Más noticias de Internacional