Público
Público

Moratinos presenta su candidatura para dirigir la FAO

El ex ministro de Exteriores asegura que se ve capaz de erradicar el hambre en el mundo

DANIEL DEL PINO

El ex ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, presentó esta mañana en Roma su candidatura a la dirección de la Agencia de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

La FAO elegirá el próximo mes de junio un nuevo director general que sustituya al senegalés Jacques Diouf, en el cargo desde hace 16 años, y Moratinos confió en que su proyecto consiga el mayor número de apoyos entre los 192 países que participan en la selección.

Para conseguirlo, el ex jefe de la Diplomacia española cuenta con un proyecto con cuatro ejes principales entre los que ha querido destacar el primero de todos ellos: la erradicación del hambre y la pobreza en el mundo.

Según Moratinos, la agencia de la ONU necesita "una nueva hoja de ruta específica que haga que la comunidad internacional se comprometa a que no haya más hambrientos" y desde su punto de vista, gracias a su experiencia como ministro de Exteriores y Cooperación, esto podría ser posible en las próximas décadas.

Moratinos explicó a los periodistas en una rueda de prensa en la embajada de España en la capital de Italia, que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha sido una pieza clave en su decisión y que gracias al apoyo recibido por el Gobierno encara este desafío "confiado en que mi candidatura es la mejor".

Pero el proyecto de Moratinos parte con algunos inconvenientes. A la erradicación de la pobreza, algo que el ex ministro dijo que podría hacerse realidad "en 2050", se le suman como ejes poner fin a la especulación sobre los precios de los alimentos, una reforma estructural de la Organización y la colocación de la FAO en el centro de la política internacional.

Proyectos muy generales y ambiciosos que en organizaciones como la FAO suelen acabar bloqueados y olvidados por la incapacidad de la aplicación de políticas concretas que los desarrollen.

El candidato español tendrá además como contrincante más potente al brasileño José Graziano da Silva, actual ayudante de Diouf y ministro del ‘hambre cero' en el Brasil del ex presidente Lula. Moratinos comenzó su comparecencia hablando de que su candidatura es de consenso y que no quiere que sea vista como una candidatura de los países ricos contra el sur, "del norte contra el sur".

Pero la presencia de Graziano propiciará esta comparación y además generará un sentimiento contrario en muchos países en vías de desarrollo que podrán ver a Brasil como un ejemplo a seguir mucho más cercano que cualquier país de Europa.

Sin embargo, Moratinos confía en la experiencia que ha adquirido durante sus casi siete años como ministro, que le han "permitido tener muy buena comunicación y diálogo con todos los rincones del mundo".

"Ha llegado el momento en que los ciudadanos se levanten, se indignen y digan basta"Moratinos fue cuestionado sobre si la suya era también una candidatura para representar a la Unión Europea, pero eludió decir si había obtenido ya apoyos de países de la UE o de sus instituciones en esta andadura. "El plazo para presentar las candidaturas se cierra el 30 de enero y habrá que esperar hasta entonces".

En realidad hay pocos ex ministros de Exteriores en Europa con el bagaje diplomático y político de Moratinos, por lo que no su candidatura no debería correr peligro en este sentido.

Pese a la dificultad del reto que se plantea Moratinos, afirmó que "ha sido precisamente esto lo que me ha hecho aceptar esta nueva etapa". El ex ministro insistió varias veces en que "las utopías a veces se transforman en vulgares realidades" y aseguro que "ha llegado el momento en que los ciudadanos se levanten, se indignen y digan basta" al hambre.

El proceso de elección del nuevo director general tiene cinco meses por delante en los que tanto las candidaturas española y brasileña, como las de Irak e Indonesia, tendrán tiempo de explicar sus proyectos. La votación final se realizará a primeros de junio.